¿Qué le pasa a España?

EFE
-

El partido de los de Scariolo ante República Dominicana acrecienta las dudas en torno al equipo por su falta de precisión en el tiro exterior y de la excesiva dependencia en el juego de Ricky Rubio y Marc Gasol

¿Qué le pasa a España? - Foto: Juan Carlos Hidalgo

Lastrada por su intermitencia en el juego, sus problemas defensivos y sus preocupantes lagunas en el tiro -que llegaron a desesperar ante Puerto Rico-, muchos se preguntan qué le pasa a un equipo que, al menos, ha cumplido con su papel del Grupo C y pasa a la segunda fase como primero.
Aunque el seleccionador, Sergio Scariolo, se planteaba los tres primeros test como una oportunidad ideal de crecimiento colectivo de cara a lo que le espera a partir del próximo viernes, con Serbia e Italia en el horizonte, su paso por la ciudad de Cantón ha sembrado algunas dudas sobre el rendimiento del grupo.
España ha alternado grandes momentos, como el tercer y último cuarto ante Túnez, con minutos que han generado preocupación entre los aficionados de la segunda selección del mundo, según el ránking FIBA, al verse superados por rivales de la entidad de Puerto Rico y Túnez, que ocupan los lugares 16 y 51, respectivamente.
El mayor contraste se ha visto en el juego exterior. Mientras que en su estreno las sensaciones fueron inmejorables con siete hombres anotando un total de 17 triples y superando el 50 por ciento de efectividad, ante Puerto Rico se bajó a un preocupante 13 por ciento, con solo cuatro aciertos en sus 30 lanzamientos.
Además, la excesiva dependencia de Ricky Rubio, el mejor del equipo y que atraviesa su momento más dulce, y de un Marc Gasol que ejerció de salvador ante la selección caribeña, solo se ha visto minimizada con la irrupción de Sergio Llull. El madridista va poco a poco alcanzando su mejor versión y España le necesita.
Del resto, pinceladas sueltas pero poco más.
El seleccionador dijo tras la remontada ante Túnez, que acabó dejando buen sabor de boca, que quedaban "cositas por mejorar", mientras que después de ganar a Puerto Rico consideró que les vino bien lo ocurrido sobre la pista "sobre todo para el 70 por ciento de los jugadores, que no han jugado partidos de este tipo".
También reconoció que un equipo como el suyo "necesita el triple" ya que supone "oxígeno" para su ataque porque así lo exige el baloncesto moderno.
Esos altibajos de cara al aro preocupan para el futuro, aunque en la selección están convencidos de que los lanzamientos errados "estuvieron bien tirados, abiertos y con espacio" y terminarán entrando, según el técnico italiano, cuya visión comparten Juancho Hernangómez y Pierre Oriola.
Marc Gasol admitió que España tiene que mejorar "de forma positiva" y sin caer en la ansiedad y confió en que todos aprendan de lo ocurrido ante Puerto Rico.

Pequeño detalles

Y el azulgrana Oriola fue de los más críticos con el juego del equipo y en la zona mixta del Guanzhou Gymnasium reconoció que les está faltando consistencia y fluidez y se están viendo afectados por "pequeños detalles", sobre todo en defensa, que le están marcando "muchísimo" y que tendrán que mejorar subiendo la agresividad.
No obstante, todos prefieren ser optimistas, confían en que lo visto en la primera fase les servirá como aprendizaje, y recuerdan que es mejor que los errores ocurran al principio de la competición y no más adelante, cuando ya no hay solución.
Tras el trámite de este miércoles ante Irán, esperan en Wuhan la temible Serbia, candidata a todo en esta Copa del Mundo, y una Italia en crecimiento que ha dejado buena impresión en la primera fase y ante la que, previsiblemente, España se jugará su futuro en la competición.
Al final, como advirtió el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, en un encuentro con la prensa celebrado este martes, "esto solo acaba de empezar".