scorecardresearch

El tren extravía 15.400 viajeros en Soria

Nuria Zaragoza
-

De media, este año el número de viajeros de tren se ha reducido un 41,6%

El tren extravía 15.400 viajeros en Soria - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

La pandemia ha cambiado los hábitos y tendencias de transporte, y los servicios ferroviarios no son ajenos a esta situación. La línea Soria-Torralba ha sufrido también el mordisco de la pandemia, llegando a registrarse meses con menos de un centenar de usuarios (mayo). En los diez primeros meses del año el tren de Soria ha perdido 15.400 viajeros respecto del mismo periodo de 2019. Es decir, una caída del 41,67%. A pesar de ello, «durante la pandemia, Renfe ha mantenido el 100% de los servicios que presta» en Soria. De hecho, «Soria es uno de los pocos lugares que mantiene todos sus servicios ferroviarios servicios», aseguran desde la Delegación de Castilla y León, Galicia y Asturias de Renfe, de la que depende Soria. 

hasta marzo, crecía. «Hasta marzo de 2020 la evolución era positiva y el número de viajeros iba en aumento», destacan desde la compañía. De hecho, en enero subieron un 4% (cerró con 2.600 viajeros) y un 8,7% en febrero (2.500). Sin embargo, la pandemia «ha afectado al número de viajeros, que ha caído de manera muy notable». Marzo cerró con 1.500 viajeros, un 50% menos que en el mismo mes de 2019;y abril se desplomó hasta los 400, un 88,6% menos que un año antes. El peor dato llegó en mayo, cuando apenas hubo viajeros en El Cañuelo (caída del 97%). En junio el descenso fue del 62,9% (1.300 viajeros) y, desde julio, se ha contenido un poco la caída con porcentajes que rondan el 30%. Julio cerró con 3.100 usuarios, 4.000 en agosto y 2.500 en septiembre. En octubre, con la Comunidad y Madrid cerrados perimetralmente, se perdieron el 41,7% de viajeros (cerró con 2.100 usuarios). 

El servicio Soria-Madrid-Soria, cabe recordar, cuenta con la declaración de Obligación de Servicio Público (OSP), lo que supone que el Estado garantiza su prestación a través de la financiación de su déficit de explotación para garantizar así el derecho a la movilidad de los ciudadanos y la vertebración territorial. Esta línea está compuesta por dos servicios por sentido diarios que permiten desplazarse por la mañana tanto desde Madrid como desde Soria y regresar por la tarde. Los viernes se complementan con un servicio Soria-Madrid y los domingos un Madrid-Soria. «Los horarios responden a los flujos de viajeros más habituales y procuran compaginar tanto la demanda de viajeros entre las dos capitales como las poblaciones intermedias», justifican desde Renfe. Aunque desde la compañía aseguran que «en los últimos meses no se han registrado incidencias importantes», cabe destacar que ha habido dos accidentes graves, el último esta misma semana.