El kárate español quiere ser la gran potencia europea

Europa Press
-
El kárate español quiere ser la gran potencia europea - Foto: NACHO IZQUIERDO

Sandra Sánchez y Damián Quintero son los líderes del equipo nacional, que busca mejorar las seis medallas conseguidas en el último Campeonato de Europa

El kárate español tendrá un valioso examen a poco más de un año de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, cuando defienda su estatus de potencia a nivel continental en los Campeonatos de Europa, que acoge desde hoy al domingo la localidad de Guadalajara.

Apenas cuatro meses después de que Madrid albergase el Mundial, España vuelve a ser el centro de una gran competición internacional en un momento en el que el kárate pelea por avivar un sueño olímpico del que se ha visto despertado sin ni siquiera hacer su debut en la capital nipona.

París 2024 le ha quitado de su programa para meter al 'breakdance', una decisión que. aunque aún debe ser ratificada por el COI, ha provocado una ola de críticas por parte del deporte damnificado, que busca todos los apoyos posibles para no quedarse fuera.

Ahora le tocará a la afición española el volver a mostrar la fuerza del kárate, como ya hiciese en el WiZink Center, donde la selección española brilló con seis medallas, mismo botín que consiguió hace un año en el Europeo y que espera mejorar ostensiblemente aprovechando su condición de anfitriona.

El equipo volverá a estar liderado por Sandra Sánchez y Damián Quintero, que defenderán sus títulos continentales de 2018 junto al equipo masculino de kata formado por José Manuel Carbonell, Sergio Galán y Francisco Javier Salazar.

La deportista talaverana se presentará en la ciudad manchega con el favoritismo que le da el ser la actual campeona del mundo de esta modalidad y de ser la número uno del ranking de la Federación Mundial. Sánchez peleará por su quinto oro consecutivo y la italiana Viviana Bottaro, bronce el WiZink Center, se perfila como su principal rival.

Por su parte, Quintero también cumplió el pasado mes de noviembre, pero en su caso no pudo colgarse el oro, al ser superado por el japonés Ryo Kiyuna, y se tuvo que conformar con una valiosa plata que engordó aún más su palmarés. El andaluz, cuyo principal rival debe ser el turco Ali Sofuoglu, querrá desquitarse manteniendo su reinado europeo y sumando su sexto título, décimo en total si se cuentan los logrados por equipos. Por el momento, Quintero y Sánchez ya se han clasificado, en la modalidad de kata, para las finales del sábado.

También por equipos, tanto masculinos como femeninos, parte España con opciones de subir a lo más alto del podio después de que ambos finalizasen subcampeones del mundo hace unos meses, batidos por Japón. Carbonell, Galán y Salazar se han impuesto en las dos últimas ediciones del Europeo, mientras que Marta García, Raquel Roy y Lidia Rodríguez aspiran al oro tras perder la final del año pasado ante Italia.

 

A dar un paso adelante en kumite

Por otro lado, en kumite también habrá grandes posibilidades. En los pasados Mundiales, la modalidad de combate sólo aportó dos medallas, sólo una a nivel individual a cargo de Babacar Seck, bronce en +84 kilos.

El joven karateca de origen senegalés intentará seguir en un podio que se antoja caro una vez más, mientras que a nivel individual también podría haber opciones con Raúl Cuerva, que perdió el bronce mundialista en -67. Los dos formarán parte también del equipo que defiende la plata europea del año pasado.

El otro metal, también del mismo valor, fue para el equipo femenino formado por Cristina Ferrer, Cristina Vizcaíno, Laura Palacio y María Torres, que también tratará de aprovechar ese éxito para sumar otro éxito. De este cuarteto, además, Palacio defenderá el bronce de Novi Sad en +68 kilos, donde es novena del ranking.

También habrá buenas opciones en el Parakárate, que ya brilló en el Mundial copando el podio en la modalidad de kata para discapacitados intelectuales con Antonio Gutiérrez, Víctor Prieto y Carlos Huertas, y el oro de Isabel Gutierréz, en la competición de silla de ruedas. Todos ellos estarán en Guadalajara.