Vigilancia de los desplazamientos a pueblos el fin de semana

Nuria Zaragoza
-

El subdelegado agradece la respuesta de los sorianos pero recuerda que la limitación continúa y es «absoluta». Más de 500 guardias civiles y cerca de 200 agentes de Policía Nacional y Local velan por que se cumpla el Real Decreto

Vigilancia de los desplazamientos a pueblos el fin de semana

España está en Estado de Alarma. La libre circulación está limitada, de modo que los ciudadanos únicamente pueden salir a la calle para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; asistir a centros sanitarios; al lugar de trabajo; retornar al lugar de residencia habitual; asistir y cuidar de mayores, menores o dependientes; desplazarse a entidades financieras;y cuando haya causa de fuerza mayor o situación de necesidad. Deben hacerlo además de manera individual (excepciones con niños y personas movilidad reducida) y, quien haga caso omiso a las indicaciones recogidas en el Real Decreto, debe saber que se enfrenta a sanciones que oscilan entre los 100 y los 600.000 euros.
En Soria, «el 100% de la plantilla» está «disponible» para garantizar el cumplimiento del Estado de Alarma en las calles. En concreto, unos 500 guardias civiles actúan en el medio rural y cerca de un centenar de agentes de la Policía Nacional, a los que hay que sumar  los 55 policías locales y los agentes municipales de las localidades de Almazán (11), El Burgo de Osma,  Ágreda y Ólvega. Este jueves se sumaron unos 50 soldados del Ejército de Tierra, desplegados en Soria y Almazán, para estudiar  posibles infraestructuras estratégicas en la provincia.
«Tenemos que agradecer el comportamiento mayoritario de los sorianos, pero siempre hay alguna excepción y ahí están las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para velar, no solo por que se cumplan las medidas adoptadas, sino para concienciar», asegura el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, quien insiste en el que el objetivo de la presencia de los agentes en las calles «no es buscar incumplidores» ni tampoco «levantar actas de infracción, sino informar, concienciar y, solo con los que no hacen caso, tomar las medidas oportunas».
No hay datos oficiales de las actas que se han levando hasta la fecha en Soria, si bien Latorre insiste en que la situación es de relativa tranquilidad. Eso sí, admite, «preocupa» la situación de cara al fin de semana y que la gente se plantee desplazarse a sus segundas residencias en los pueblos de Soria. Ante esta posibilidad, avisa, «los desplazamientos están claramente regulados en el Real Decreto y el confinamiento es absoluto hasta que no se levante la medida. No está permitido ir al pueblo, bajo ningún concepto [salvo las excepciones recogidas en el  RD]». Además, cabe recordar, solo puede circular una persona por vehículo. «Los agentes van a estar para hacer cumplir las normas porque no podemos relajarnos», avisa. 
protección social. La despoblación y dispersión de la población en Soria preocupa y por eso, «dentro del operativo de la Guardia Civil, están contempladas esas situaciones más críticas donde hay personas más vulnerables, aisladas o en zonas menos transitadas, menos accesibles, y se les atiendo ahora con más intensidad», intentando «intensificar visitas. 
Ante el nuevo paquete de medidas aprobado por el Gobierno dotado con 200.000 millones de euros, Latorre considera que el Ejecutivo «está haciendo un esfuerzo nunca antes visto en los 40 años de Democracia» porque «la situación así lo exige». «Básicamente está centrado en tres frentes: atender personas vulnerables, empresas y trabajadores. Creo que van a contribuir a paliar en la medida de lo posible el perjuicio y, en segundo lugar, a que, cuando pase esta situación, la economía de España se pueda recuperar». «Optimista por naturaleza», confía en que la amenaza de una nueva crisis económica no impida «recuperar la senda de crecimiento».