Soria también se vende en Wallapop

Nuria Zaragoza
-
Soria también se vende en Wallapop

El mercadillo se moderniza. Las nuevas tecnologías han abierto la puerta al negocio de la compraventa a través del móvil o del ordenador. Wallapop, la aplicación de moda, también se extiende con fuerza en Soria, donde a diario se cierran tratos media

Se ofrece colección de banderines de las fiestas de San Juan por 20 euros. Con toque más original, una puerta de Ratoncito Pérez, por diez euros. Y ahora que estamos en plena campaña electoral, un cartel del PSOE original de 1979 te costará 29 euros. Si lo que estás es preparando tu boda, puedes obtener un vestido de novia -sin estrenar- desde los 600 hasta los 2.700 euros, y si no te importa que no sea nuevo, hay ofertas desde los 50 euros. Es tiempo también de comuniones... tienes trajes para el niño o la niña desde 30 euros. Si lo que buscas son piezas de coleccionista, en Soria puedes comprar una tele Marconi por 300 euros. Artesanía, ropa, calzado, libros, coches, herramientas, aparatos eléctricos, muebles... y así hasta la oferta más cara, un terreno por encima de los 700.000 euros. Con un solo clic, te puedes hacer con ello. Sin moverte de casa. Incluso desde tu móvil. 
Es la versión on line del tradicional mercadillo. El rastro virtual y móvil del siglo XXI. Compraventa de productos de segunda mano, adaptada a las nuevas tecnologías. Wallapop. 
La aplicación de moda se expande, y en Soria no nos hemos quedado atrás. No hay datos provincializados. No obstante, echar un vistazo a la web es suficiente para demostrar el éxito del negocio en Soria. Pixie H. acumula 671 ventas desde la provincia y en estos momentos oferta 296 productos. Las cerca de 400 valoraciones positivas que le han dado sus compradores hacen que tenga las cinco estrellas amarillas, la calificación máxima que permite Wallapop, símbolo de buen vendedor. Comenzó a utilizar la aplicación en 2013, aunque confiesa que siempre ha sido «muy fan del mercado de segunda mano». Asegura que la usa «para comprar y vender, pero sobre todo para vender». «Vendo todo lo que para mí ya no tiene utilidad y ocupa espacio que necesito en casa. Puede ser ropa y juguetes que mis hijas ya no usan, libros que ya hemos leído, tecnología... Hay muchas cosas por la casa que no necesitamos y a las que aún les queda mucha vida», explica. No obstante, tiene un «producto estrella», las portalibros que hace ella misma. «Cada producto tiene su público», apunta. Aún así, sus comprados suelen ser gente de fuera de Soria: «Hago muchos envíos. Es bastante difícil vender en Soria, resulta infinitamente más fácil vender en sitios como Madrid». En cuanto al uso de la aplicación en Soria, indica que hay personas con las que coincide a menudo porque compran en más de una ocasión. «Solemos quedar en un sitio que nos venga bien a los dos, ya que en Soria no hay distancias y siempre es más cómodo vender personalmente, el comprador puede comprobar el estado del producto y ver si realmente le interesa, y yo me evito paseos a correos y, sobre todo, el tema de embalaje», sentencia. 
Mario es comprador habitual de Wallapop y reconoce que trata de buscar productos de Soria porque prefiere «ver las cosas en persona». No obstante, admite, «aquí no hay de todo». «Al final aquí está todo cerca y no cuesta nada quedar un momento. Lo ves y, en caso de que no te termine de convencer, pues lo rechazas y no te ha supuesto un viaje en balde», justifica. Admite que muchas veces compra por impulso, «cuando veo una gran oportunidad, una ganga». De hecho, asume entre risas, «alguna vez» ha tenido que sacar a la venta en el propio Wallapop productos que compró en la misma aplicación y que, una vez en casa, no ha terminado de verles la utilidad en su vida. Suele comprar tecnología, y asegura que en su círculo de amigos es cada vez más común recurrir a este tipo de aplicaciones para el mercado de la segunda mano. De hecho, reconoce, «yo no piso el mercadillo de Soria ni voy al rastro de Madrid. Me resulta mucho más cómodo buscar desde mi móvil».
Antes de terminar, un consejo de Pixie H.:«Es muy importante reciclar, no solo porque supone un ahorro en la adquisición del producto, sino porque contribuye a no contaminar más el medio ambiente. Bastante hecho un asco tenemos ya el planeta». Wallapop abre la puerta a esta compraventa responsable.