El Laborismo contendrá "la dictadura" de Boris Johnson

EFE
-

La suspensión del Parlamento confirmada por el líder conservador ha generado críticas de todos los sectores al reducir el tiempo del que dispondrán los diputados opuestos al Brexit para analizar las maneras de evitarlo

El Laborismo contendrá "la dictadura" de Boris Johnson - Foto: HENRY NICHOLLS

El portavoz de Economía del Partido Laborista británico, John McDonnell, aseguró hoy que su formación no permitirá al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, "comportarse como un dictador" a raíz del anuncio del cierre temporal del Parlamento.
La suspensión de los Comunes -desde mediados de septiembre hasta el 14 de octubre-, confirmada ayer por el líder conservador, ha generado críticas de todos los sectores al reducir el tiempo del que dispondrán los diputados opuestos al Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) sin acuerdo para analizar, por la vía legal, maneras de evitar ese desenlace.
En declaraciones a la cadena británica BBC, McDonnell remarcó que su partido hará "todo" lo que esté "en sus manos", junto con otros grupos políticos, para "bloquear un Brexit sin acuerdo".
"Hemos visto las posibles consecuencias económicas (que una salida sin consenso tendría) para el país, pero también el impacto potencial que podría tener en las vidas de los ciudadanos y en los estándares de vida, en el futuro de la economía y del país a largo plazo", alertó.
Por ello, la formación laborista, que lidera Jeremy Corbyn, planea recurrir a "cualquier mecanismo parlamentario" del que disponga para tratar de revertir la situación, incluyendo, si se diera el caso, "una moción de confianza en algún momento".
McDonnell aseguró que su partido no permitirá a Boris Johnson "comportarse como un dictador" y tratar al resto de partidos y ciudadanos como "siervos".
Acusó al dirigente conservador de intentar "socavar" el Parlamento, lo cual supone una "afrenta a toda la historia y siglos de avances democráticos en este país", y es algo que, opinó, "los británicos no tolerarán".
"Han hecho frente a dictadores antes y lo harán con este también", señaló.
Más de un millón y medio de ciudadanos del Reino Unido han firmado ya una petición popular online para instar al primer ministro a no llevar a cabo sus planes, al tiempo que miles de británicos marcharon este miércoles por distintos puntos del país y en las inmediaciones de Westminster -en Londres- para mostrar su rechazo al anuncio de Johnson.