MUY PERSONAL

Francisco Muro de Íscar

Periodista


Con el permiso de Bildu

Pedro Sánchez, que tuvo el apoyo de Bildu en la moción de censura contra Rajoy que le llevó al poder, no ha podido todavía formar un gobierno para España, pero, con el permiso de Bildu, ha dejado que el Partido Socialista forme gobierno en Navarra. Con el permiso de Bildu y del PNV y de su rama navarra Geroa Bai, María Chivite deberá avanzar en objetivos que, al parecer, "siempre" han estado en el programa socialista: más euskera en las aulas, utilización de la educación para crear conciencia vasca, apuesta por una euskaldunización progresiva y, ahora más cerca, retirada de la Guardia Civil de las carreteras navarras.

Es decir, "estricta aplicación de la Constitución". Con el permiso de Bildu, con su vigilancia y con su amenaza permanente, Chivite hará lo que le dejen hacer sus "socios" de gobierno. No es un camino nuevo, inexplorado. Barkos lo inició ya hace ya cuatro años y, seguramente, es un camino irreversible hacia la anexión de Navarra por el País Vasco antes de que quienes son hoy socios leales y preferentes de Pedro Sánchez --el PNV, que también lo fue del PP cuando les interesó a ambos-- inicien el camino hacia el objetivo final: la independencia. Con el permiso de Bildu, los herederos de ETA siguen y seguirán homenajeando a los etarras condenados por asesinar a personas inocentes que sigan saliendo de la cárcel como lo han hecho con el carcelero inhumano de Ortega Lara.

"Hay 250 presos y habrá 250 homenajes", ha dicho Arnaldo Otegui, el que para Zapatero fue "un hombre paz". Y no habrá homenajes para sus víctimas, la mayor parte de ellos muertos a traición o por la espalda. Muchas de esas víctimas fueron enterradas casi en secreto. Sus asesinos serán homenajeados públicamente. No ha habido arrepentimiento, no ha habido súplica de perdón. El odio sigue vivo. Con el silencio de Bildu, el casi millar de víctimas de ETA y sus esposas, madres, hijos y hermanos vuelven a ser víctimas. Otra vez. Asesinadas otra vez inútil, salvaje, cobardemente. Y sus asesinos, los "padres" de Bildu, seguirán pudiendo ejercer todos sus derechos democráticos. Con el cinismo de Bildu, pero también con sus votos, Navarra puede estar en uno de sus peores momentos. Algunos de los barones socialistas dicen que el PSN no ha buscado a Bildu pero que "es una carta que está en la baraja". Los mismos que niegan a Vox poder formar parte de Gobiernos democráticos, abren las puertas a los herederos de ETA, a los que no han condenado a ETA.

El poder a cambio de los principios. Con el permiso de Bildu al Partido Socialista navarro, ¿alguien cree que Pedro Sánchez está legitimado para pedir al PP y a Ciudadanos su abstención para poder ser presidente del Gobierno de España? Con el permiso de Bildu y sus votos es probable que en septiembre Sánchez sea elegido presidente. Avanzará así lo que intentó y no consiguió Zapatero. Que nadie dude que cada uno de esos votos tiene un precio, además del que ya ha pagado en Navarra Pedro Sánchez. 
 


Las más vistas