Iglesias: "El adversario no es Errejón, sino la oligarquía"

Agencias
-

El líder de Podemos reúne a la dirección estatal para abordar la estrategia del 10-N y aclarar que su partido no nació para apuntalar el bipartidismo ni para procurar el "sueño plácido" de los poderosos, como parece querer hacer Más País

Iglesias: "El adversario no es Errejón, sino la oligarquía" - Foto: Víctor Lerena

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado hoy que el adversario en la carrera hacia las generales del 10 de noviembre no son los partidos políticos como el de Íñigo Errejón, sino los poderes oligárquicos que ven en los morados "la pieza de caza mayor" a abatir porque no aceptan que defiendan a la gente. 
Durante su intervención en el Consejo Ciudadano Estatal (CCE) de la formación, el máximo órgano de decisión entre asambleas, Iglesias ha apuntado que respeta que Errejón y personas que estuvieron en el espacio de Podemos piensen que debían haberle dado el apoyo al líder socialista, Pedro Sánchez, pero recuerda que el mandato de los inscritos de la formación fue distinto: "No nacimos para apuntalar el bipartidismo y procurar el sueño plácido de los poderosos", ha resaltado. 
Recuerda que nacieron para defender los derechos de la gente, y ha subrayado que lo han demostrado con hechos. Además, ha acusado a los poderes oligárquicos del país de no respetar la institucionalidad cuando los votantes "no eligen opciones de poder". 
"Los ataques que recibiremos -en campaña- son el precio a pagar por mirar a los ojos del poder, pero no nacemos para ser fuerza subalterna. No estamos para ponerle buena cara al poder, no estamos para apuntalar lo viejo. Estamos para plantarle cara", ha argumentado, haciendo referencia veladamente a la irrupción de Más País en el panorama político estatal.

 

Mensaje a los que ya no están

Durante su intervención, que ha durado aproximadamente 10 minutos y se ha centrado en criticar a Pedro Sánchez y a Íñigo Errejón, ha apuntado que este último no es un adversario y que respeta que personas que estuvieron en el partido crean que ya en 2016 debieron dar su apoyo al líder socialista, o que no debieron unirse a IU para conformar Unidas Podemos, o que debían haber hecho presidente a Sánchez en el último mes. 
Así, ha añadido que si bien estas demandas son legítimas, ellos no están para "apuntalar el bipartidismo", lo que explica "que las cloacas policiales y mediáticas se hayan empleado a fondo en los últimos años" con Podemos. 
En este punto, refiriéndose a Más País, ha indicado que no los morados no nacieron para "ser una fuerza subalterna cuyo papel es decidir si el Gobierno es del PP o del PSOE". "No estamos para ponerle buena cara al poder, no estamos para apuntalar lo viejo sino para cambiarlo", ha insistido. Además, ha criticado que Errejón haya llegado para "adaptarse a la realidad y no para cambiarla".

 

El error de creer a Sánchez

Según Iglesias, el hecho de que el país se encamine a la repetición electoral se deriva de la realidad de que Pedro Sánchez nunca quiso un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, y ha aseverado que si los morados cometieron algún error en las negociaciones fue fiarse de la palabra del líder socialista. 
"Se ha pasado cinco meses poniendo excusas, y ha preferido forzar nuevas elecciones para que él y los que siempre han mandado en España duerman más tranquilos", ha apostillado. 
Asimismo, ha afeado a Sánchez que ganara las elecciones de abril pidiendo el voto para que no triunfara la derecha, y haya acabado buscando el apoyo de Ciudadanos y refiriéndose a Podemos como la extrema izquierda. "Con esto manda un mensaje a sus barones", ha ironizado. 
Lo que hay detrás de esta negativa de los socialistas, dice, es que saben que si los morados entran en el Ejecutivo "las alfombras se levantan y la corrupción del bipartidismo se va a investigar hasta el final". "Por eso vamos a elecciones porque 4 millones votaron mal según los poderes oligárquicos, y eso el poder debe corregirlo por vías legales o ilegales", ha puntualizado.