La Junta ofrece su alianza a la empresa familiar para crecer

SPC
-

La presidenta de los empresarios familiares entrega a Fernández Mañueco un plan con 80 medidas para la reactivación económica de la Comunidad

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la presidenta de EFCL, Rocío Hervella, antes de la reunión. - Foto: Jcyl

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ofreció ayer el apoyo de su gobierno a la presidenta de Empresa Familiar, Rocío Hervella, ya que aseguró que son el «mejor aliado» para impulsar la economía y el empleo en la Comunidad. Además, expresó su compromiso con el diálogo, la moderación y la prudencia.
En un comunicado, la Junta informó de la reunión, que discurrió en un ambiente «de cordialidad y colaboración», y se comprometió a estar al lado de los empresarios. 
En este sentido, Mañueco recordó que la Junta ha puesto en marcha medidas para amortiguar el impacto de la crisis sanitaria en la economía, como líneas para facilitar crédito y liquidez, aplazamiento de impuestos y distintas ayudas de apoyo a trabajadores, empresas, pymes, autónomos y familias.
Asimismo, aseguró que seguirán adoptando iniciativas según evolucione la situación y siendo exigentes con el Gobierno de España. En cuanto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, reiteró que lo consideran un impuesto «injusto» y que mantienen «intacta» la intención de eliminarlo en cuanto las circunstancias políticas y económicas lo permitan.
El presidente destacó el diálogo como el mejor camino para avanzar, a la vez que apostó por la moderación y la prudencia para crear un espacio de entendimiento.
Reactivación

Por su parte, la presidenta de Empresa Familiar de Castilla y León trasladó a Mañueco un documento con las propuestas para la recuperación y fortalecimiento de la economía de Castilla y León elaborado con la participación de las 168 empresas familiares asociadas a EFCL, líderes en sus respectivos sectores de actividad a nivel nacional e incluso internacional, cuya facturación conjunta equivale al 20,5% del PIB regional y generan cerca de 80.000 empleos directos. 
En conjunto, recoge 80 medidas dirigidas a la transformación necesaria para abordar el nuevo escenario económico generado tras la pandemia y poder crear más empleo. Hervella manifestó al presidente la voluntad de los empresarios familiares para ayudar y contribuir a la creación de riqueza y crecimiento económico, así como su responsabilidad para mantener al máximo el empleo y recuperar los niveles anteriores a la covid-19.
La presidenta de EFCL insistió también en que la transformación que se precisa para abordar la crisis solo se puede hacer de forma colaborativa, por lo que consideró indispensable que los responsables de tomar las decisiones que afectan a las empresas escuchen a las familias propietarias de las compañías, que han sabido crear riqueza y empleo de generación en generación y lo pueden volver a hacer después de la crisis sanitaria para reactivar la economía castellana y leonesa en los próximos meses.