Un uso público y social para el arboreto de Valonsadero

Ical
-
Un uso público y social para el arboreto de Valonsadero

El jardín botánico con 4.000 ejemplares del mundo comienza a tener los elementos para que en un futuro se puedan realizar proyectos de investigación

El arboreto de Valonsadero, 20 hectáreas con 4.000 ejemplares de 1.600 especies y variedades diferentes originarias de todo el mundo, será acondicionado para uso público para permitir el acceso a los aficionados  la botánica como una oferta más dentro de esta zona natural de esparcimiento de la ciudad de Soria. Además, este jardín botánico, propiedad de la Junta de Castilla y León, con especies leñosas (árboles y arbustos) comienza a asentar las bases para poder realizar, en un futuro, proyectos de investigación sobre el comportamiento de las especies o los efectos del cambio climático, entre otros.

El jefe de área de Gestión Forestal de la Delegación de la Junta en Soria, José María Barrio, señaló que, de momento en el arboreto de Soria se testa el comportamiento de las especies, ya que no se cuenta con un ‘staff’ (equipo técnico) asociado a un centro de investigación, pero se comienza a dar los pasos necesarios para que esto pueda darse en un futuro.

“Estamos consolidando la colección de especies, tomando la información valiosa para el futuro y hemos conseguido extraer conclusiones sobre especies que funcionan bien o mal en Soria y cómo algunas  que son capaces de sobrevivir no son capaces de aportar las características que deberían en cuanto a estética”, argumentó.

Dentro del panorama nacional todavía son pocos los arboretos o jardines botánicos y casi todos están situados en Madrid o en la periferia de la Península, es decir, en climas muchos más benignos que Soria, lo que aumenta el interés de esta colección. En este sentido, Barrio indicó que el clima de Soria tiene “todo lo malo”: inviernos fríos, veranos calurosos y secos y heladas excontemporáneas; con el agravante de que, además, es azaroso y no hay dos años iguales”. El clima es un “cóctel explosivo” que provoca que muchas especies no se hayan muerto en inverno lo hagan en mayo por una helada.

De este modo, ya se ha comprobado que, como el lógico, las especies que mejor se comportan son las que provienen de un clima parecido al de Soria, principalmente, aquellas procedentes del Oeste de Norteamérica (Nuevo México, Arizona) o  centro de Asia, frente a otras del hemisferio Austral (Argentina, Chile), que se comportan peor. “La naturaleza también nos da sorpresas y así tenemos una colección de eucaliptos de Australia y Tasmania que funcionan bien”, indicó.

Gracias a esta instalación, ubicada en el monte de utilidad pública propiedad del Ayuntamiento de Soria, se realizará el seguimiento de la evolución de los ejemplares y se testará el comportamiento de especies con potencialidad forestal u ornamental en un clima tan duro y singular como el centro peninsular. Para conseguir este objetivo, según el técnico, es fundamental la información meteorológica, y por ello, desde hace tres años, se cuenta una pequeña estación que registra datos cada 15 minutos y cuyos datos pueden consultarse on-line.

Barrio detalló, por otro lado, que en el arboreto de Valonsadero se plantan árboles de diferentes partes del mundo y, por otro, se incorporan especies en peligro de desaparecer a través de semillas que se importan. Es el caso de la metasequoia, una conífera de una zona montañosa de China, es decir, que proviene de un hábitat muy restringido y que está en peligro de desaparecer, que ya ha superado varios inviernos en Soria.

Por el arboreto soriano con 12 años de antigüedad pasan numerosos escolares a lo largo del año y en un futuro podrá contribuir en la formación de estudiantes y profesionales vinculados al arbolado (forestales, biólogos, jardineros y paisajistas).

Entre su colección destaca la colección de robles (180 especies), pinos (70 especies) y de varios géneros de rosáceas (48 especies y variedades ornamentales de malus, 55 de prunus, 61 de crataegus, 38 de cotoneaster o 30 de sorbus). Por su rareza también es reseñable la presencia de 20 especies de eucalipto o de algunos ejemplares de géneros del hemisferio austral, como  callistemon, podocarpus, prumnopitys, araucaria, austrocedrus, entre otros.