Soria lidera la caída en la venta de vehículos en CyL

Blanca Lafuente
-
La venta de vehículos de gasoil cae en picado

Soria es la provincia en la que más se ha percibido el desplome en la matriculación de vehículos, casi un 15% en este primer trimestre, especialmente en vehículos diesel, que han caído un 45'24% frente a un ligero ascenso de los de gasolina

Según datos de Faconauto, Soria registra en Castilla y León la mayor caída en venta de vehículos de Castilla y León en el primer trimestre de 2019 respecto al mismo de 2018, casi un 15%. Se han comercializado 331 vehículos frente a los 389 del año pasado. La mayor caída se ha experimentado en los vehículos Diesel, con un 45% menos de vehículos matriculados en este primer trimestre respecto al mismo de 2018, un desplome que contrasta con el ligero ascenso en vehículos de gasolina de un 8%, una tendencia que corroboran desde los concesionarios. Julián Untoria, presidente de la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Soria observa a diario cómo los clientes se interesan más por adquirir vehículos de gasolina. De hecho, en este primer trimestre en Soria se han vendido 218 vehículos de gasolina frente a 92 de gasoil, más del doble.
Aunque también la mala propaganda a los vehículos diesel y el impuesto del gobierno han influido en las decisiones de los clientes, Untoria considera que la tendencia responde a una racionalización del mercado, ya que los diesel habían despuntado en ventas más de lo que correspondía a las necesidades reales de los conductores. Según Untoria, las grandes ofertas y a los precios más ajustados del combustible estaban generando que todo tipo de clientes se decantasen por diesel, mucho más indicado para aquellos conductores que utilizan el vehículo para grandes distancias, mientras que los de gasolina son los más indicados para "callejear", para usos de menos de 15.000 kilómetros anuales.
En cuanto a otro tipo de combustibles, como la electricidad, desde los concesionarios consideran que aún queda mucho camino para su definitiva implantación, tanto por las infraestructuras que requiere, como por su forma de conducción.