Rahm se queda a medias en el British

Europa Press
-

El español, con una tarjeta a nueve golpes del liderato, está obligado a obrar el milagro en el 'major' tras la gran actuación de su rival irlandés, en una jornada marcada por el fuerte viento

Rahm se queda a medias en el British - Foto: AIDAN CRAWLEY

Jon Rahm no logró culminar su ataque en el Royal Portrush y encontró la dolorosa respuesta del recorrido norirlandés en la tercera jornada del Abierto Británico, la cual dejó además la brillante actuación de Shane Lowry para estrechar y mucho el círculo de candidatos a la victoria. 
Rahm de nuevo vivió un día agridulce, con la cuenta atrás de que se le acaban las opciones de meterse en la pelea por el último grande de la temporada. Otra ración de sensaciones encontradas y un moving day que despertó tarde. El vasco terminó en tres bajo par y menos siete en total, a 9 de un desbocado Lowry. 
Lo primero que hizo el de Barrika, dos veces campeón del Open de Irlanda en los últimos tres años, fue vengarse del hoyo 2 en el que el viernes hizo un doble bogey con un birdie. Por detrás venían fuertes y Rahm se animó en los segundos nueve, con birdies en el 14, 16 y 17. Una bonita racha truncada en el 18. 
La salida se le fue al bunker pero el par parecía asequible, hasta que el putt dejó la pelota colgando del borde del hoyo, con Rahm cruzado de brazos incrédulo. De un posible menos nueve, al bogey para menos siete, al español se le esfumaron gran parte de las opciones de pelear por su primer major
La otra parte se la quitó, a él y al resto de aspirantes, Lowry. El jugador irlandés no solo no se baja de la cabeza sino que brindó a sus paisanos del norte un sábado espectacular. Con el apoyo de miles de personas, Lowry firmó ocho birdies sin fallo y por un pelo no fueron nueve en el hoyo 18, donde le esperaba la afición.
El de Mullingar, a 150 kilómetros de Royal Portrush, buscará su primer major en casa, con cuatro golpes de ventaja sobre el inglés Tommy Fleetwood y seis con el estadounidense J.B Holmes, quienes no aguantaron el ritmo.
Sergio García, el otro español en liza este fin de semana, se vio perjudicado por las rachas de viento que aparecieron en el turno de la mañana y tuvo que conformarse con el par del campo. El de Borriol está en un total de menos uno, a la espera de lo que el tiempo depare para el domingo y las opciones de escalar si Royal Portrush decide ponerse serio.