La presencia del coche eléctrico se triplicará en dos años

SPC
-

Los fabricantes europeos pondrán a disposición de los consumidores hasta un total de 214 modelos frente a los 60 disponibles en 2018 y el sector generará 120.000 nuevos empleos

La presencia del coche eléctrico se triplicará en dos años

La revolución del vehículo eléctrico ha venido para quedarse y acelera tras su  puesta en marcha. Así, la fabricación de los modelos de coches de este tipo se triplicará en los próximos dos años, según un estudio de la Federación Europea de ONG  Transport & Environment (T&E), que señala que este sector generará 120.000 nuevos empleos entre directos e indirectos. El informe de T&E concreta que los fabricantes europeos pondrán a disposición de los consumidores hasta 214 modelos más de modelos frente a los 60 disponibles en el pasado ejercicio. 
  Los datos, basados en IHS Markit, aseguran que la industria está preparada para «abrazar la electrificación del sector». Si bien, añade que son los Gobiernos los que deben de garantizar y promover esta electrificación con incentivos fiscales e infraestructuras de recarga suficientes para mejorar el servicio  alejarse de los combustibles fósiles. 
Además, el análisis añade que de ahora a 2021 se incorporarán al mercado 90 modelos exclusivamente eléctricos y 118 híbridos enchufables. Entre las causas, está el hecho de que con estos vehículos los propios fabricantes podrán cumplir con el objetivo de dióxido de carbono (CO2) establecido para la UE que pasa por alcanzar coches con 95 gramos de emisiones de CO2 por cada kilómetro recorrido. 
En ese sentido, Ecodes, que forma parte de T&E, señala que de cumplirse los pronósticos, en 2025 el 22% de todos los automóviles que se fabriquen podrán ser enchufables. En la misma línea y, en sentido contrario, el estudio expone que los planes de producción de otros sistemas alternativos son «prácticamente inexistentes», ya que «solamente» se prevé fabricar 9.000 coches de pila de combustible para 2025, en comparación con cuatro millones de eléctricos. Además, estima que la producción a gas comprimido se reducirá y no llegará al 1% prevista para la mitad de 2020. 
Desde T&E, Isabell Buschell confía en que gracias a los estándares de CO2, Europa verá una «ola de coches eléctricos más asequibles y disponibles» en el mercado. Sin embargo, reclama apoyo de los Gobiernos a la carga doméstica de turismos eléctricos, en viviendas y centros de trabajo, así como reformas fiscales para que sean «más atractivos» que los contaminantes como el diésel o «los poco eficientes híbridos enchufables». 
En la actualidad, según el análisis, las previsiones de producción apuntan a una tendencia a reemplazar los coches de combustión interna por los eléctricos, con la mayor parte de las fábricas establecidas en Europa occidental (Alemania, Francia, España e Italia). Sin embargo, el mayor número de modelos eléctricos fabricados por persona se dará en Eslovaquia, al tiempo que la República Checa y Hungría también contarán con centros relevantes de producción, de acuerdo con el informe. 
 En la actualidad, existen 16 plantas de baterías de iones de litio a gran escala garantizadas en Europa para el año 2023. Por su parte, datos del Joint Research Centre de la Unión Europea (UE) anticipan que la fabricación de baterías a gran escala generará 120.000 puestos de trabajo (23.000 en España) tanto directos como indirectos.