LA COLUMNA

Carmen Tomás

Escritora y periodista en información económica


Sánchez abre el bar

La campaña se le ha puesto cuesta arriba a Pedro Sánchez. La ensoñación de los 150 escaños con la que nos han estado machacado desde el PSOE antes de que se convocaran las nuevas elecciones, ha volado. Ni una sola encuesta, de las conocidas hasta el momento, le da mucho más allá de los escaños que tiene ahora. Incluso, varias le otorgan menos escaños de los 123 que obtuvo en los anteriores comicios. Así que, además de envolverse en decenas de banderas de España y Europa, ha sacado a pasear el delicado asunto de las pensiones y del SMI. 
La irresponsabilidad no puede ser mayor. No sólo es impresentable utilizar a los millones de pensionistas, jugar con ellos electoralmente, sino que Sánchez sabe perfectamente que la situación del sistema público de pensiones es de un déficit de 50.000 millones y que una subida ligada al IPC es una barbaridad. Hay que tener en cuenta, además, que al haberse cargado la reforma del PP, tanto en lo que se refiere a la subida como al factor de sostenibilidad, el sistema se ha hecho letalmente insostenible. Hace unos días, el Banco de España dejó meridianamente claro que, si no se hacen reformas, como las que se hicieron en 2011 y 2013, la viabilidad del sistema está en cuestión. De hecho, se apunta a la necesidad de introducir recortes y buscar fórmulas ajustar los ingresos.     
Por si esto fuera poco, la promesa de Sánchez a los pensionistas en campaña choca con una realidad que la hace más falsa y engañosa, si cabe. Teniendo en cuenta que la inflación en los nueve primeros meses del año es negativa, concretamente -0,3%, la pregunta entonces es ¿va a bajar Sánchez las pensiones si a final de año el IPC es negativo?  
En cuanto a una nueva subida del SMI, no sé que más datos necesita el candidato socialista para comprobar el daño que ha hecho a la creación de empleo la anterior subida en un 22,3%. Como dijo el Banco de España se cuentan ya por decenas de miles los trabajadores a los que ha afectado negativamente del colectivo de jóvenes, mayores de 45 años o empleadas de hogar. 


Las más vistas

Opinión

Ahí te pudras

Roza la estulticia la argumentación con la que la consejera Casado asegura que mejorará la asistencia sanitaria