Camaretas vive otra noche de cierre

S.Recio
-

Los establecimientos del centro comercial asumen con impotencia bajar de nuevo la persiana al menos durante dos semanas

El centro comercial vive otra noche de cierre

A falta de una hora para el toque de queda el Centro Comercial Camaretas ha vivido de nuevo una dolorosa situación, la de tener que cerrar la mayoría de sus establecimientos durante dos semanas. Los gerentes de las tiendas de textil lo asumían con rabia, "nos están tocando fechas muy importantes para las ventas como fue el Black Friday o ahora las rebajas de enero", recuerda Sonia Gómez Llorente, gerente de uno de los establecimientos". Los escaparates nuevamente deben ser recogidos a la espera de volver cuanto antes, "hemos tenido que hacer los papeleos a contrarreloj porque prácticamente avisan de la noche a la mañana".

También la hostelería del centro comercial debe echar el cierre, las terrazas dentro del recinto tampoco les están permitidas, "solo podemos esperar unas ayudas que nunca llegan pero creemos que es injusto", lamenta Ismael de la Torre, gerente de uno de los bares. Mientras recogen género que no podrán utilizar reconocen que la situación ya es límite, "son muchos gastos y no sabemos cuánto podremos aguantar si este cierre se prolonga".

Por último, desde el gimnasio piden comprensión, "lo hemos repetido muchas veces, me gustaría que viniesen a valorar personalmente si aquí hay riesgos, todos los clientes cumplen con las normas", asegura Lara Cascante, responsable de este establecimiento.

Llegadas las 10 de la noche todas las persianas están bajadas. Tan solo los algunos establecimientos considerados de primera necesidad abren con las nuevas restricciones, pero de nuevo la gran mayoría debe afrontar un parón que no saben cuánto durará.