scorecardresearch

El Consistorio creará 11 pisos para jóvenes en el trinquete

Sonia Almoguera
-

Una segunda parte del proyecto recuperará el frontón para uso deportivo y cultural

El Consistorio creará 11 pisos para jóvenes en el trinquete - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

Entre ocho y 11 pisos estima el Ayuntamiento de Soria que podrán ofertarse en el antiguo trinquete ubicado en la calle Zapatería, número 12, emblemático inmueble del Casco Viejo para el que se ha alcanzado ya un acuerdo de compra (aún pendiente de la firma del contrato ante notario) por un importe de 240.000 euros y que formará parte de un nuevo proyecto municipal de vivienda destinada a la población joven. Las casas se crearán en la parte del edificio que originalmente contó con un uso residencial, con acceso por la calle Zapatería. Su construcción, con un presupuesto de 1,2 millones de euros, correrá a cargo del programa de cofinanciación europea Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) 'Soria Intramuros',  

El resto del inmueble, el antiguo trinquete que comunica con la plaza del Carmen, formará parte de otra actuación ligada más al proyecto de rehabilitación y ornato de esta misma plaza, y devolverá al inmueble el uso deportivo de su frontón cubierto, aunque será compatible con el desarrollo de actividades culturales. El concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Soria, Luis Rey, destaca que, a la espera de que se formalice la adquisición y se pueda examinar por dentro el inmueble para comenzar a trabajar en este proyecto de «doble objetivo», los primeros cálculos en cuanto al número de viviendas que podrán encajarse son «preliminares». Su número dependerá finalmente de un proyecto arquitectónico que, además, urge. Porque, recalca el responsable del departamento municipal de Urbanismo, hay fecha límite para que esas nuevas viviendas destinadas a la población joven estén concluidas: «El 31 de diciembre de 2023. Hasta ahí nos llega la financiación EDUSI», concreta Luis Rey. Poner en marcha el proyecto, por tanto, es «urgente», recalca, en lo que se refiere a esta parte del proyecto de rehabilitación del antiguo trinquete. 

De hecho, insiste, el Consistorio soriano está ya trabajando en confeccionar las que serán las bases de acceso a estas nuevas viviendas destinadas a la población joven y que se agregarán a las que ya se rehabilitaron en las conocidas casas de los maestros. «Tenemos que estudiar si las destinamos a empadronados, a emancipación juvenil, si las asociamos al programa de retorno de jóvenes, si las incluimos a bolsa de vivienda, si será tasada… A todo esto le estaremos dando vueltas en este primer trimestre del año», explica el responsable de Urbanismo. 

El resto del semestre se dedicará a poner en marcha la futura Oficina Municipal de la Vivienda con la vista puesta en que este nuevo ente municipal pueda estar ya operativo antes del próximo mes de junio. «En la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) ya hemos incluido la figura de la Oficina de Vivienda», añade Rey, con lo que se espera que este nuevo organismo sea el impulso para el proyecto, que,deberá pasar previamente, eso sí, el plácet de la Unión Europea.

conservar la estructura. También a falta de un estudio en profundidad y de una próxima visita al inmueble para examinar su grado de deterioro, el objetivo del Consistorio soriano es conservar al máximo la estructura original del antiguo frontón cubierto. «Lo que no sea posible recuperar, se reproducirá» lo más fielmente posible al frontón primigenio. En este sentido, destaca Luis Rey, se cuenta con material gráfico que permitirá recobrar el aspecto original de esta construcción que, como antaño, volverá a tener en el futuro su uso deportivo vinculado a juego de pelota y también a la realización de distintos eventos culturales. La idea, destaca el concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de la capital, es retomar ese carácter de «punto de encuentro» que el trinquete tenía en su época con el ánimo de seguir ayudando a revitalizar y dar nueva vida al Casco Viejo, objetivo principal, asimismo, del programa 'Soria Intramuros'. 

No obstante, ésta será una parte del proyecto de actuación en el trinquete que no estará incluida dentro de la financiación Edusi. De momento, a la espera de que pueda definirse su planificación, no cuenta con partida presupuestaria concreta. El concejal de Urbanismo avanza que, en cierta medida, irá vinculada al proyecto 'Soria abierta', una iniciativa de rediseño urbano de las plazas públicas que se encuentran entre el Mirón y el parque del Castillo y en la que está ya trabajando el arquitecto Felipe Ceña. 

transforming. El proyecto 'Transforming your city', en el que un grupo de jóvenes sorianos evaluó la situación y formuló en el año 2017 una serie de propuestas para revitalizar el Casco Viejo, ponía precisamente el foco de atención en el trinquete como lugar histórico de punto de encuentro dentro de una tradición social, deportiva y lúdica que se remontaba en torno a mediados del siglo XIX.

De hecho, el proyecto Transforming proponía también su rehabilitación conjugando varios usos distintos. La parte residencial del inmueble (donde antaño vivía la familia propietaria del edificio) se reservaba  a la creación de un albergue turístico municipal aprovechando que el edificio se enclava en la ruta del Camino de Santiago Castellano-Aragonés que discurre en torno a la calle Real y Zapatería de la capital soriana. El proyecto ligaba las plantas primera y segunda a este fin, incluyendo las instalaciones dentro de la Red de Albergues del Camino de Santiago, y reservando la planta baja y la nave del trinquete para otros usos ciudadanos. Entre ellos fijaba el cultural y el social con el acondicionamiento de la nave como sala de exposiciones e incluso para proyecciones dentro de la programación del Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de Soria que organiza el departamento municipal de Juventud, así como lugar de talleres y reuniones de cara a actividades planteadas por las asociaciones de vecinos del Casco Viejo y del barrio de San Pedro. Pero la propuesta no olvidaba tampoco la parte deportiva asociada al juego de pelota del edificio y, en este sentido, también marcaba la rehabilitación de las instalaciones para conformar el 'frontón satélite' del pabellón polideportivo de la Juventud. 

Todos estos usos integrados (la propia estructura del edificio dividido en espacios claramente diferenciados y separados por un patio posibilita varios usos integrados) perseguían como objetivo resituar el trinquete dentro del eje cultural como punto de encuentro no sólo de los vecinos, sino también de la ciudad», destacaba el documento elaborado por el grupo de jóvenes del programa 'Transforming your city'. 

El actual proyecto recoge parcialmente parte de estas ideas (el uso deportivo y cultural del frontón o trinquete), sustituye la opción de albergue turístico por la de vivienda residencial y desecha también la posibilidad de que pueda dar cabida a un espacio específico para asociaciones vecinales, para el que ya se ha reservado un recinto en la también proyectada ampliación de las ruinas de San Nicolás. 

Lo cierto es que sumar el trinquete al patrimonio cultural ha sido uno de los objetivos del Ayuntamiento de Soria. Han sido varios los intentos por hacerse con la propiedad de un inmueble al que el propio Plan Especial de Reforma Interior del Casco Histórico (PERICH) reconoce no sólo un interés histórico sino también «de relación tradicional entre el medio físico y las comunidades humanas que lo han habitado». Cuenta con protección urbanística ambiental en la catalogación de inmuebles históricos del Ayuntamiento de Soria. 

El trinquete de la calle Zapatería número 12 fue construido en torno a mediados del siglo XIX con un uso netamente privado de disfrute personal que incluía residencia y el frontón techado. Con el tiempo, esta última parte comenzó a abrirse al público y a competiciones deportivas de pelota, pero también en torno a la segunda mitad del siglo XX, lúdicas como bailes con orquesta. El alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, fue el encargado de anunciar la compra del inmueble (aún pendiente de formalización ante notario) el pasado 10 de diciembre, durante la celebración del debate sobre el estado del municipio. El recinto, no obstante, recalca Luis Rey, se encuentra en un estado de deterioro muy avanzado que se ha agravado desde que, «hace ya unos años pudimos hacer una visita al edificio».