Un torneo descafeinado

Agencias
-

El US Open arranca con ausencias destacadas como las de Nadal o Federer que dejan a Djokovic como gran favorito en una cita que ya ha ganado otras tres veces

El vigente campeón de cel certamen, Rafa Nadal, no podrá revalidar el título que conquistó el pasado año tras ganar a Daniil Medvedev.

La ausencia de público y de grandes favoritos en las categorías masculina y femenina marcan desde hoy la celebración del US Open, segundo 'Grand Slam' de esta atípica temporada en el que Novak Djokovic espera aprovechar las bajas de Roger Federer y Rafa Nadal para recortar distancias en la carrera por ser el mejor tenista de la Historia.
Nueva York suele acoger cada año el último 'grande' de la temporada, pero en 2020 tan solo se ha disputado hasta la fecha el Abierto de Australia, donde reinó el serbio. Se canceló Wimbledon, y Roland Garros comenzará dentro de tres semanas, salvo nuevos impedimentos producto de la pandemia.
Las pistas de Flushing Meadows ya fueron sede durante los últimos días del Masters 1.000 de Cincinnati, donde el ‘número uno’ mundial se coronó campeón frente a Milos Raonic. Alentado por esta exitosa preparación, Djokovic buscará su cuarto título en la 'Gran Manzana', donde ya reinó en 2011, 2015 y 2018. Además, su panorama se despeja por las bajas de Nadal, que se ha centrado en la temporada de tierra batida, y Federer, que no volverá a jugar hasta el próximo año. El suizo sigue al frente del palmarés histórico de 'Grand Slams' con 20 trofeos, uno más que el español, mientras que 'Nole' suma 17.
En el capítulo de bajas también figura otro jugador del 'Top 10', Gael Monfils (9), pero sí estarán los otros siete tenistas que copan la clasificación mundial. Tampoco competirán en Nueva York otros jugadores importantes como Stan Wawrinka, ganador hace cuatro años; Kei Nishikori, que dio positivo por coronavirus en plena preparación; Fabio Fognini o Nick Kyrgios.
La mayor esperanza de la 'Armada' española será Roberto Bautista, que viene de ser semifinalista en el Masters de Cincinnati, donde puso contra las cuerdas al mismísimo Djokovic, que al término del partido reconoció que no sabía cómo había ganado. Además, también forman parte del cuadro final Pablo Carreño, Albert Ramos, Feliciano López, Roberto Carballés, Pablo Andújar, Jaume Munar, Alejandro Dadidovich y Pedro Martínez.

 

Peor en mujeres

En el torneo femenino, las ausencias son todavía mas acusadas, empezando por la dos primeras clasificadas del ranking WTA, Ashleigh Barty y Simona Halep, que no han viajado a Nueva York al igual que Elena Svitolina (5), Bianca Andreescu (6), Kiki Bertens (7) ni Belinda Bencic (8). Todas alegaron miedo a contraer el virus y creen que no se dan las condiciones de seguridad necesarias. 
De esta forma, la primera cabeza de serie es Karolina Pliskova en un torneo que también se presenta como una buena oportunidad para Garbiñe Muguruza, quien nunca ha pasado de octavos de final en el US Open, el único 'grande' donde no ha superado esa barrera, y que trata de remontar su carrera.
La española, décima favorita y que debutará contra Nao Hibino, llega tras superar un problema de tobillo que le impidió competir en el torneo de Cincinnati. 
Además, la representación patria se completa con Paula Badosa, Sara Sorribes y Aliona Bolsova, mientras que Carla Suárez es baja.