FlyBy alza el vuelo en Garray

Nuria Zaragoza
-

La escuela de pilotos comerciales FlyBy acaba de comenzar la formación en vuelo desde su nueva base de operaciones en el aeródromo de Garray, donde ha desplazado dos aviones y prevé sumar otros dos

FlyBy alza el vuelo en Garray - Foto: Javier Rodenas Pipo

GALERÍA

FlyBy desplega base en Garray para enseñar a volar.

Fabio Carballo recorre el aeródromo de Garray con una sonrisa de oreja a oreja. Acaba de bajarse del avión que pilotaba él mismo. Él solo. Es su primer vuelo en solitario. La suelta, como se denomina en el argot aeronáutico. «¡Ha sido la hostia!», resume. La frase suena tan elocuente que no es preciso añadir más...  
Fabio es uno de los 35 alumnos que desde hace unos días sobrevuela la provincia durante sus prácticas de vuelo. Porque, por si no lo han notado, el tráfico aéreo soriano ha aumentado de forma considerable en los últimos días. Y es posible que lo haga aún  más según avancen las semanas. Los ‘culpables’ son los alumnos de la escuela de pilotos comerciales FlyBy, que acaba de desplegar su nueva base de operaciones en el aeródromo de Garray. Desde allí despegan a diario los dos aviones que la compañía ha desplazado a Soria para realizar las prácticas de sus alumnos.  
De momento, son una veintena, en su mayoría procedentes de Portugal, de una escuela que cerró durante la pandemia. FlyBy se empeñó en dar una salida a esta promoción y ha captado parte del alumnado, que ya se forma en Garray. No obstante, hay también futuros pilotos procedentes de Holanda, Reino Unido, Países Bajos, España... 
Aunque la idea inicial de FlyBy era estar volando en Soria ya el mes pasado, los permisos de Aviación Civil han retrasado el estreno de esta nueva base hasta ahora. Las primeras experiencias, de momento, no han defraudado a nadie, según apuntan alumnos e instructores. Las condiciones climatológicas, las posibilidades atmosféricas, el hecho de que el espacio aéreo de Soria esté «bastante libre» y las propias condiciones de las instalaciones hacen que el aeródromo se haya convertido ya en una base con proyección de futuro para la compañía. «Hemos venido con intención de quedarnos», ratifica el gerente de FlyBy School, Álex Álvarez, quien explica que «el grupo de alumnos que está ahora en Soria-Garray son los alumnos que ya habían completado su fase teórica y vienen a Soria a completar su formación práctica, los vuelos. Del grupo de 35 alumnos que va a venir aquí hay algunos que vinieron ya en julio y otros que vendrán con goteo hasta principios de año», especifica. En total tienen que sumar 238 horas de vuelo. De estas, 80 se realizan en simuladores y se realizarán en la sede principal de la compañía en Burgos. El resto, serán sobre el cielo soriano. 
La compañía ha desplazado a Soria a un equipo integrado por nueve personas. Son cinco instructores de vuelo, dos ingenieros de mantenimiento (que dan soporte siete días a la semana a turnos) y dos personas de operaciones que dan soporte administrativo-formativo, especifica el CEO de FlyBy. La mayor parte «ha sido contratada para este proyecto».
De momento, la compañía ha desplazado a Soria dos aviones de un solo motor, una de las aeronaves es  biplaza y la otra dispone de cuatro plazas. La intención de la compañía es sumar otros dos aviones en las próximas semanas, según vaya incorporando alumnado a la parte práctica. 
La crisis actual no ha supuesto un freno para FlyBy, que continúa con sus planes de expansión. Si bien Álvarez se muestra cauto e insiste en que el futuro dependerá del mercado, se muestra optimista. «Hasta antes del coronavirus la empleabilidad era muy alta. Una situación como la actual no se había vivido nunca en aviación, ya que ahora con el coronavirus lo que se ha producido es una reducción de aerolíneas muy significativa. Pero yo soy optimista y la aviación siempre se ha recuperado de todas las crisis de forma rápida, incluso de la famosa crisis del petróleo de los años 70, de la del 11-S, la crisis del 2008-2009…», confía el CEO, que recuerda que la aviación ha estado duplicando el número de pasajeros volados cada quince años. Confía en que este parón provocado por la pandemia sea «una pequeña bajada» y, de hecho, se fija en la situación de China, donde «la semana pasada estaban ya solo un 6% por debajo en número de vuelos realizados con respecto a la misma semana de un año antes». En España hoy estamos «prácticamente a la mitad» pero Álvarez cree que el mercado se recuperará y, además, a ello hay que sumar las jubilaciones de pilotos previstas, que serán «muy significativas». Con ello, las opciones de empleabilidad de los que hoy se forman en Soria siguen al alza.