scorecardresearch

La reforma de la cotización de los autónomos, a debate

Redacción
-

CEAT Soria se opone a la reforma. Su presidenta alerta de que la medida supondrá el cierre de negocios en Soria. Desde la Cámara ven "positivo" que se abra una negociación

vista de archivo del polígono de Almazán

Diferentes posturas ante la reforma del régimen de cotización para los trabajadores por cuenta propia que ha puesto sobre la mesa el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social. Desde la Asociación Intersectorial de Autónomos de la Provincia de Soria (CEAT Soria) rechazan la propuesta de Escrivá y advierten de que «la subida» afectará a la mayoría de los asociados de la provincia, «comprometiendo la viabilidad de muchos negocios». Desde la Cámara de Comercio e Industria de Soria ven «muy positivo» que se aborde este asunto y, aunque admiten que es todavía pronto para sacar conclusiones porque la reforma está aún en negociación, consideran «lógico y deseable que los autónomos que más ingresan paguen más y, especialmente, que quien tiene menos retribuciones pueda tener una cuota mínima». Eso sí, matizan, «siempre manteniendo su protección de cara a la jubilación, al desempleo y a las bajas laborales». 
La reforma supone, en líneas generales, abandonar el modelo actual  de pago voluntario de una cuota a escoger (elección de la base de cotización independientemente de los ingresos) y pasar a un modelo obligatorio de un importe concreto según ingresos reales (en función de trece tramos, que van desde los que ganan menos de 600 euros al mes a los que ingresan más de 4.050).  
La presidenta de CEAT Soria, Belén Izquierdo, considera que el futuro sistema de cotización «hará insostenibles los negocios para muchos» trabajadores autónomos y, avisa, «perder autónomos supone empobrecernos socialmente por el consiguiente cierre de negocios y servicios». 
A su juicio, «no se pueden equiparar de forma automática los ingresos de un autónomo y el sueldo de un empleado por cuenta ajena ya que el autónomo asume muchos gastos imprescindibles para la actividad profesional», de modo que «aplicar la cuota sobre los ingresos es desafortunado, cuando menos. En el Régimen General no se le quita al trabajador el 30% de sus ingresos ya que el grueso de la Seguridad Social la paga la empresa», apunta Izquierdo, que alerta de que, «si se pretende equiparar al autónomo en los términos que propone el Gobierno, éste tendrá que asumir el sobrecoste y pagar, además, otros impuestos como  IVA  e IRPF».
La portavoz de CEAT Soria insiste en la necesidad de hablar de rendimientos del trabajo a la hora de aplicar cualquier cuota, y no de ingresos. «Los costes de maquinaria, de suministros, la luz, los aprovisionamientos, los sueldos y cotizaciones de los empleados merman considerablemente los ingresos de los autónomos, ¿cuál es nuestro beneficio después de afrontar todos los gastos que no tiene un trabajador del régimen general?», se cuestiona.

Desde la Cámara consideran que la reforma del sistema de cotización de los autónomos «es un clamor desde hace muchos años» y creen que ahora puede ser un buen momento para asumir el cambio: «Hay que tener en cuenta que los autónomos han sufrido especialmente las consecuencias de la pandemia derivada del COVID y muchos han visto mermados sus ingresos de una manera drástica, sin que por ello hayan tenido que dejar de pagar sus correspondientes cuotas», justifican. 
Aunque admiten que «todavía quedan muchas incógnitas por despejar», como «el establecimiento de los tramos y sus cuotas, el periodo de adaptación, si el nuevo sistema se aplicará también a los autónomos que cotizan por módulos, si afectará a los autónomos societarios o si habrá cambios en los conceptos deducibles», creen que es «positivo» que ahora «se está negociando». «Lo deseable es que haya un acuerdo a la mayor brevedad y que, con ello, mejore la situación de un sector que está sufriendo mucho y al que no se ha tenido en cuenta durante décadas para que alcancen el mismo nivel de protección que los empleados por cuenta ajena», subrayan desde la Cámara para defender la reforma. 

 

Pérdida

La presidenta de CEAT-Soria se declara «sumamente preocupada» por la propuesta de reforma de la cotización ya que, a su juicio, «compromete a los autónomos de la provincia». Recuerda que «desde 2010 venimos experimentado la pérdida de autónomos» y «hemos perdido el 7,6% en los últimos diez años, lo que se traduce en una merma de servicios para la población». Aunque en la última década «el peso de los autónomos sobre el total de afiliados se ha mantenido por encima del 20%», «por primera vez en los últimos diez años, en noviembre de 2021 bajó del 20%, situándose en el 19,4%, con 7.767 autónomos en un total de 39.874 afiliados». La presidenta de la sectorial soriana no cree que la mayoría de los autónomos de la provincia pueda asumir el nuevo sistema de cuotas y calcula que, si a nivel nacional la subida afectará a más de dos tercios de los autónomos, en Soria lo hará «a la mayoría de los asociados» de CEAT.