Satse exige que las enfermeras también tengan las 35 horas

SPC
-
Satse exige que las enfermeras también tengan las 35 horas

El sindicato entiende que como profesionales que trabajan a turnos no pueden flexibilizar su horario "como sí hacen otros empleados públicos"

El Sindicato de Enfermería de Castilla y León exigió hoy que se produzca una vuelta a la jornada de 35 horas de una forma efectiva e inmediata para los profesionales de esta área de la sanidad pública. “Cuentan con una jornada laboral especialmente penosa que incluye turnos y abarca las 24 horas del día durante los 365 días de año, expuso, y recordó que el colectivo ya sufrió un importante incremento horario por la crisis, “con una gran pérdida de días libres y sobrecarga de trabajo”.

Ante la reunión de hoy entre la Junta de Castilla y León y otras organizaciones sindicales para abordar este asunto, Satse recordó que los empleados públicos de la Administración autonómica que trabajan a turnos “no tienen la posibilidad de flexibilizar el horario como sí pueden hacer el resto de empleados públicos y no se les permitió volver a la jornada de 35 horas estival como al resto de empleados, sino que se les dieron unas horas libres a partir del 22 de diciembre”.

Así, Satse consideró que las enfermeras y enfermeros sufren, a mayores de otros empleados públicos, desarrollan trabajo desarrollado a turnos incluyendo noches en el ámbito hospitalario y que el incremento de jornada anual que se produjo en 2012 “supuso una importante pérdida de días libres, en detrimento de la conciliación de la vida familiar y laboral.

En esta línea se envió una carta el pasado mes de abril al consejero de Presidencia de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, en la que le solicitaba que se negociara la vuelta a la jornada de 35 horas de forma efectiva. En ella el sindicato recordaba que la autonomía ha cumplido el objetivo de déficit (0,23 por ciento del Producto Interior Bruto) establecido en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 -éstos fijaban ese objetivo en un 0,4 por ciento) y que, por ello, “es innegable que esta Comunidad Autónoma cumple el requisito necesario para que sus empleados públicos recuperen la jornada de 35 horas semanales”.

Asimismo, explicó que en Atención Primaria el incremento de jornada a 37,5 horas semanales ha supuesto en la práctica un “aumento desmesurado” de las acumulaciones de pacientes que corresponden al resto de compañeros enfermeros, “con la consecuente sobrecarga asistencial e incremento de los desplazamientos en el ámbito rural”. Esto, además, según añadió, afecta directamente a los usuarios del Sistema Regional de Salud, “porque disminuye la calidad de los servicios prestados”.

Satse puso de manifiesto además que teme que, de nuevo, por parte de la Junta de Castilla y León y de determinadas organizaciones sindicales, “se deje de lado a la enfermería y al personal de Sacyl en general a la hora de recuperar sus derechos”.