Ibáñez ve en riesgo los servicios públicos de las autonomías

SPC
-

El consejero de Presidencia denunció que Castilla y León «no puede aceptar que se originen situaciones discriminatorias» entre las comunidades autónomas

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez (D), charla con el rector Alberto Gómez Barahona (D), el senador, Javier Lacalle (2I), y el delegado de la Junta en Burgos, Roberto Saiz (I). - Foto: Ical

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, advirtió ayer en Burgos del «riesgo» al que se enfrenta la prestación de los servicios públicos en muchas comunidades autónomas «en las próximas fechas» si el Gobierno no aborda la financiación autonómica. Ibáñez realizó estas declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en el acto de apertura del curso académico 2019/2020 de la Universidad Isabel I en la capital burgalesa.
Así, subrayó que «el tema está empezando a ser ya muy preocupante» y señaló que las comunidades autónomas, independientemente de los signos políticos, están «clamando porque impere la sensatez en quien tiene la responsabilidad de formar un Gobierno, que no se base en una posición puramente partidista porque se están poniendo en riesgo los servicios públicos en muchas comunidades».
En este sentido, declaró: «Sabemos que en Castilla y León las cifras de las que hablamos son de 440 millones de euros, que no es que el Gobierno deba a Castilla y León sino que se lo debe a los castellanos y leoneses, que es de ellos y de sus servicios, y por eso se debe desbloquear ya esos pagos que se deben a las comunidades».
Discriminación

Asimismo, denunció que «lo que Castilla y León no puede aceptar es que pueda haber situaciones discriminatorias en que otras comunidades puedan ver satisfechas sus necesidades y Castilla y León y otras no las tenemos». «Hay que hacer un último esfuerzo, tiene que conformarse un Gobierno con urgencia y que, además, a parte de solventar los problemas puntuales que tenemos, aborde de una vez la financiación autonómica porque si no nuestros servicios públicos, los que prestan las comunidades autónomas pueden verse en riesgo en próximas fechas», concluyó en las declaraciones recogidas por Ical que realizó antes de la inauguración.
Por otro lado, Ibáñez ensalzó la labor de la Universidad Isabel I en la retención del talento de personas preparadas en la Comunidad, lo que supone, dijo, «un aliciente y un acicate para el futuro de Castilla y León».
Asimismo, justificó su presencia y aseguró que «responde a la voluntad de apoyo de la Junta de Castilla y León con todas las universidades, tanto públicas como privadas». Además, expresó su deseo de que la Isabel I «continúe su progresión en el futuro» y que sigan «mejorando el número de alumnos».