Unidos por la Marca de Calidad del Chorizo de Soria

EDS
-
Unidos por la Marca de Calidad del Chorizo de Soria

Nueve empresas se suman a la iniciativa de la Cámara de Comercio. La consultora externa elabora una memoria que presentará al Itacyl que permita conseguir el marchamo

Un total de nueve empresas cárnicas se sumó al proyecto de la Cámara de Comercio e Industria de Soria para conseguir la Marca de Calidad para el chorizo artesanal que se elabora en la provincia. El presidente del órgano cameral, Alberto Santamaría, señaló que ya se han celebrado las primeras reuniones con el Itacyl para saber qué documentación debe presentar la consultora que elaborará el informe para lograr el distintivo, y avanzó que el número de empresas interesadas en conseguirlo irá en aumento, tal y como ocurrió con el Torrezno de Soria.

Las empresas cárnicas que se dedican a fabricar chorizo de forma artesanal pretenden reeditar la misma fórmula de “éxito” que con el torrezno, es decir, “comercializar este producto con la misma garantía, con un formato que de visibilidad al producto y un sello que garantice su trazabilidad”.

“La consultora externa realiza el trabajo de campo que pasa por preparar la memoria de la Marca de Garantía que incluirá aspectos que justifiquen el carácter histórico, cultural, tradicional de este producto soriano”, señaló.

La Cámara de Comercio, que de conseguir el sello será la titular de la figura de calidad, al igual que lo es con la Marca de Garantía Torrezno de Soria, ha contratado los servicios de la misma consultoría externa que consiguió el distintivo para el torrezno.

Santamaría precisó que la Cámara es “conocedora” de los pasos que se deben dar para conseguir este objetivo, pero, a su vez, señaló que es “consciente” de que es más difícil comercializar el chorizo, debido a la competencia nacional. A pesar de ello, se mostró “optimista”, ya que el torrezno con Marca Soria ha abierto el camino a los productores del sector en la provincia.

Asimismo, calculó que se tardará dos años en conseguir el marchamo, ya que la documentación y los trámites administrativos son largos. “Lo primero es conseguir el permiso de la marca, es decir, demostrar que es un producto diferenciado”, destacó.

El proyecto recogerá cómo en todas las casas del medio rural de Soria hay al menos una máquina de hacer chorizos, es decir, demostrará que existe una tradición, que ha convertido a este embutido en “una cuestión cultural e histórica”, y agregó que ese “saber hacer del chorizo casero tradicional se ha sabido trasladar a las empresas cárnicas”.

Asimismo, avanzó que la intención de la Cámara y de los productores no es competir internamente con otras provincias de Castilla y León, que también son famosas por elaborar los mejores embutidos de España, ya que el mercado es “global”, y el sello se conseguirá en función de criterios técnicos y objetivos, “que no políticos”.

“La Junta de Castilla y León nos exige demostrar qué tiene el chorizo de Soria para diferenciarlo de otros que no tienen marca de garantía y en esto estamos trabajando. El chorizo de Soria tiene un sabor especial gracias a la altitud de la provincia, a la utilización de las mejores carnes y la escasez de grasa que utilizan para elaborarlo ”, justificó.