scorecardresearch

Sin procesiones pero con buen tiempo

SPC
-

La Aemet prevé una primavera seca y cálida en la Comunidad con un mes de junio muy caluroso, que vendrá a ratificar el adelanto del verano que está provocando el cambio climático

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, junto al jefe de grupo de Predicción y Vigilancia de la Aemet, Jesús Gordaliza. - Foto: Ical

Una Semana Santa sin procesiones por las restricciones de la covid, pero con buen tiempo, con temperaturas normales para la época y con apenas precipitaciones, aunque no se descarta algún chubasco de forma puntual. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunidad apunta a que también se espera una primavera seca y cálida, y un mes de junio muy caluroso, que vendrá a ratificar el adelanto del verano que está provocando el cambio climático.

El jefe del Grupo de Predicción y Vigilancia de la Aemet, Jesús Gordaliza, que compareció junto al delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, también destacó que este invierno -diciembre, enero y febrero- ha sido el sexto más cálido del siglo XXI en Castilla y León, con un promedio trimestral superior en 0,8 grados a la media, y a pesar de los efectos de la borrasca ‘Filomena’, que llegó a dejar temperaturas muy bajas, como los 22 bajo cero registrados en Radona (Soria) el 11 de enero.

El responsable de la Aemet indicó en declaraciones recogidas por Ical que a partir del lunes, día 22, las temperaturas se comenzarán a recuperar paulatinamente, para alcanzar a mitad de semana máximas sobre los 15 grados.

Por lo tanto, el fin de semana del Domingo de Ramos se espera que sea «agradable», mientras que la semana siguiente, ya propiamente la Semana de Pasión, se mantendrá esta tónica aunque con posibilidad de algunas tormentas, aunque las precipitaciones no serán generalizadas, y temperaturas «ligeramente superiores a lo normal». En la segunda semana de abril, las temperaturas si situarán en valores normales para la época el año y no se esperan precipitaciones, como recalcó Gordaliza.

Un invierno cálido

A pesar del frío y la nieve que dejó la borrasca ‘Filomena’, también fueron reseñables otros episodios durante el mes de enero como ‘Gaetan’, ‘Hortense’, ‘Ignacio’ y ‘Justine’. Pese a ello, enero se cerró con una temperatura de 0,9 grados por encima de la media. Mientras diciembre presentó un comportamiento normal, el mes de febrero fue el que más destacó en el balance térmico estacional, con una anomalía positiva de 2,5 grados. Con este balance, este último invierno se ha convertido en el sexto más cálido de este siglo.