"Desleales, títeres, mentirosos y resentidos"

EDS
-

Luis Rey carga contra los diputados del tripartito. El expresidente de la Diputación advierte que el pacto entre PP, PPSO y Cs tiene poca credibilidad cuando ha sido firmado ante notario

El diputado del PSOE y expresidente de la Diputación de Soria Luis Rey tildó hoy de “desleales, títeres, mentirosos y resentidos” a los diputados que conforman el tripartito que gobierna desde hoy en la Diputación de Soria, PP, Cs y PPSO, y advirtió de que su pacto tiene nula credibilidad cuando han tenido que ir al notario a firmar el acuerdo. “Esto nos da una idea de lo que nos espera y la falta de confianza que tienen entre ellos”, apuntó.

Luis Rey reconoció que el PSOE, al obtener la mayoría simple, pensó que gobernaría la Diputación, tras recibir, además, el día que se constituyeron los ayuntamientos una llamada del secretario del PP en Castilla y León, Francisco Vázquez, comunicándole que el PP se abstendría en la Diputación propiciando que no se diera el desalojo del PSOE en el Gobierno provincial.

El diputado socialista y secretario del PSOE de Soria aseguró que ayer por la tarde tuvo una reunión con el ahora presidente de la Diputación, Benito Serrano y el secretario del PP, Jesús Ángel Peregrina, para repartir las comisiones informativas entre ambas formaciones, a sabiendas de que “el pacto del tripartito se iba a producir”. “Cuando hablo de deslealtad y falsedad lo hablo hasta ese punto”, matizó.

Con respecto a Cs, Luis Rey indicó que el diputado, Saturnino de Gregorio, que votó hoy a favor del PP, ejerció el “saturiazo”, ya que durante semanas les comunicó que su voluntad era no pactar con los ‘populares’, pero finalmente actuó como “un títere” y obedeció al dictado lo que le marcó desde Madrid.

Por último, aseguró que la PPSO acusa al PSOE de no querer hablar con ellos, cuando suspendieron una reunión para negociar con el PP varios ayuntamientos y desalojar al PSOE de la Presidencia de la Diputación.

“Cuando tratas con gente desleal es difícil luego volverte a sentar en una mesa. José Antonio de Miguel es un cínico porque desconvocó una reunión, alargó su decisión y encima decía que había que dejar gobernar a Antonio Pardo en minoría simple en el Burgo de Osma. Se pasa del blanco al negro en unas hoaras”, indicó para calificar a los miembros de la PPSO de “resentidos”.

En su crítica a los partidos del tripartito, Luis Rey llegó a acusar a Cs de incumplir su palabra, ya que comprometió “regeneración” y dará la Diputación a un partido que ya gobernó la institución provincial durante más de 30 años.

“La PPSO comprometió la independencia frente a los grandes partidos para el final acabar votando a favor del PP y lo siguiente será, sin duda, volver a militar en ese partido”, añadió, para calificar a los diputados de “mentirosos” y acusarles de haber firmado el pacto de “la vergüenza, de la imposición y de Madrid”.

En este sentido, lamentó que la decisión de quién gobierna en la Diputación la tomen personas ajenas a la provincia, que ni tan siquiera la ubican en el mapa, y advirtió que los tres partidos tendrán “cristos”, que acabarán, incluso, con la dimisión de Yolanda de Gregorio.

Asimismo, aseguró haber recibido “cantos de sirena” esta misma mañana-refiriéndose a llamadas telefónicas- que planteaban el apoyo de algún miembro del tripartito al PSOE que pretendía obtener algún cargo a cambio de su apoyo.

El Burgo de Osma

El PP y el PSOE acordaron gobernar de forma alterna, dos años cada uno, el Ayuntamiento El Burgo de Osma, un acuerdo que Luis Rey espera que se respete, ya que fue adoptado por decisión de los concejales, a pesar de lo cual, señaló que “visto de lo que son capaces el PP y la PPSO, si les llaman desde Madrid y les dicen que se tiren por la ventana lo harán”. “Espero que se respete lo que había hasta ahora, pero cuando alguien tiene que ir al notario para alcanzar a un acuerdo es de poco de fiar”, señaló.

El citado acuerdo desalojó de la Alcaldía a Antonio Pardo, que bajo las siglas de la PPSO consiguió mayoría simple.

Por último, Luis Rey, aseguró que el PSOE no ha convocado ni una manifestación ni un escrache ante la Diputación, sino una “quedada para arropar a los diputados provinciales del PSOE”.

En el exterior del Palacio de la Diputación se personaron alrededor de 50 personas, a petición del PSOE, que increparon a los diputados del tripartito, llamándoles “traidores y títeres” y vitoreando al que hasta al mediodía era el presidente en funciones. 

"Desleales, títeres, mentirosos y resentidos" - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez. Eugenio Gutiérrez