Carreteras de segunda entre Soria y La Rioja

Henar Macho
-

Las vías desde San Felices y Castilruiz hasta Aguilar y de Yanguas a Enciso siguen sin solución para mejorar el firme, las curvas peligrosas o la falta de señalización

Carreteras de segunda entre Soria y La Rioja

Junnto la comarca del Moncayo como la de Tierras Altas esperan que las administraciones pongan en marcha las obras pendientes de mejora de las carreteras que unen los territorios sorianos entre sí y también con la Comunidad vecina de La Rioja, al noroeste. 
De momento, la actuación en la carretera provincial SO-P-1120 que conecta San Felices y Castilruiz tendrá que esperar. Desde el Servicio de Vías Provinciales de la Diputación Provincial de Soria confirman que «se ha quitado de la lista» y que ha sido objeto de debate «porque está sin adjudicar», ya que el presupuesto de carreteras no lo contemplaba. La ejecución de las obras se demorará hasta que exista remanente en las arcas provinciales, según las mismas fuentes de la institución provincial.
La Junta de Gobierno de la Diputación Provincial aprobó el pasado mes de noviembre por unanimidad el proyecto de mejora de la SO-P-1120 hasta el límite de la provincia con La Rioja. La obra estaba incluida en el Plan de Carreteras del año 2019 y cuenta con un presupuesto de 1.177.000 euros. Esta carretera provincial tiene una longitud de 11,260 kilómetros, desde Castilruiz hasta la localidad de Aguilar del Río Alhama.
La inversión contemplaba acometer  cuñas de ensanche y refuerzo del firme en esta conexión interprovincial. El alcalde de Castilruiz, Jesús Jiménez, afirma que se trata de una obra necesaria, aunque evita hacer declaraciones hasta contar con toda la información de lo sucedido.
Por su parte, el alcalde de San Felices, Emilio Pedro de Felipe, lamenta que no se hayan iniciado las obras que solucionen el deterioro de esta carretera. «Es un poco deplorable que cuando cruzas el límite con La Rioja, haya un firme muy bueno, se hayan reducido las curvas, que la carretera tenga protecciones a ambos lados... En cambio, en Castilla y León, la carretera tiene un montón de baches, las curvas peligrosas no se eliminan, va pasando el tiempo y lo que se hace es parchearla». El primer edil de San Felices asegura que se trata de una problemática para aquellos vecinos que tienen que viajar todos los días hasta su lugar de trabajo fuera de San Felices, «a Soria, Ólvega, o Matalebreras». De Felipe insiste en que «se pasa el tiempo y no se toma ninguna solución», lo que califica como un «impedimento más» de vivir en un pueblo. «Las comunicaciones son un tema prioritario para facilitar la vida en el mundo rural», recalca el alcalde de San Felices.
En Tierras Altas, Yanguas lleva varios años reivinidicando la mejora de la carretera que une la localidad con Enciso, la SO-615, y que comunica también Soria y La Rioja. Las últimas informaciones de las que dispone el Consistorio apuntan a que las obras deberían ejecutarse en la presente legislatura. «Creo que están redactando el proyecto que debería estar concluido antes de que finalice esta legislatura», confirma Pabo Alcalde, el responsable municipal, quien asegura que no han recibido ninguna comunicación oficial por parte de la Junta de Castilla y León.
También esta carretera autonómica presenta diversas complicaciones a la hora de circular por ella «debido a la estrechez de la vía y el mal estado», sostiene Pablo Alcalde. Además, las quejas señalan que se trata de una vía que no dispone de arcenes, las curvas dificultan la visibilidad y hay pocas señales. Un grupo de vecinos inició incluso una recogida de firmas hace unos meses para presionar a las administraciones a realizar esta actuación viaria.