El Arsenal castiga a un tembloroso Valencia

EFE
-

Los 'che' desperdician su ventaja inicial y no frenan a los londinenses, que ponen a su favor la eliminatoria (3-1)

El Arsenal castiga a un tembloroso Valencia - Foto: PAUL CHILDS

Un tanto de Pierre-Emerick Aubameyang en el tiempo de descuento amplificó el doblete inicial de Alexandre Lacazette, que supuso un castigo sonoro para un Valencia que se puso por delante en el marcador y al que los nervios y los errores le privaron de sacar un mejor resultado en el Emirates Stadium (3-1).
Marcelino García Toral había tenido que recomponer el centro del campo ante las bajas y dibujó un equipo en el que Diakhaby ejerció de tercer central-pivote ayudando a Garay y Gabriel Paulista, quien militó en el conjunto londinense.
Parejo y Soler le daban salida al equipo y durante los compases iniciales el técnico valencianista le ganaba a su homólogo en el Arsenal.
Los Gunners sufrían lastrados por Mustafi y Maitland-Niles y el Valencia se aprovechó para llevar la iniciativa y plantarse en el arco del veterano Petr Cech con facilidad.
Parejo era el rey en el balón parado y de sus botas surgieron las más claras para los valencianistas. En un córner en el minuto 11, con el partido aún tierno, colgó una pelota al palo largo para que Rodrigo continuase de cabeza y Diakhaby, con tres defensores encima, empujase a gol.
Parecía un atardecer de vino y rosas para el Valencia, que pronto recibió el manotazo de estar en el Emirates Stadium. Mientras ellos se veían dueños y señores del partido, Lacazette mandó un balón a Aubameyang, que por velocidad rompió a la defensa ché. El gabonés recortó a Neto y se la cedió a Lacazette para que empatara el partido.
Ahí el Valencia se achicó, vio el peligro y se olvidó de que el 1-1 era un buen resultado, como si el mazazo fuera aún mayor.

Pero no lo fue hasta que Granit Xhaka puso un centro medido que nadie en el Valencia supo atajar. Lacazette remató picado y a Neto le temblaron las manos, incapaces de despejar el cuero. Se puso 2-1 la batalla y el Valencia parecía mucho más derrotado de lo que en realidad estaba.
El Arsenal, tocado por tres derrotas ligueras consecutivas, se volvió a ver por debajo en el marcador y el Valencia le recuperó. Le permitió disponer de una vida extra que Garay podría haber aniquilado de aprovechar la que tuvo. Pero no lo hizo y los cañoneros impusieron su versión europea, la que eliminó al Nápoles, y se sintieron poderosos al calor de los 58.000 espectadores que ocupaban el Emirates. Encerraron al Valencia y pudieron quedarse con la eliminatoria sentenciada mucho antes si Lacazette no hubiera fallado el hat trick delante de Neto.
Con el Valencia suplicando por el final, el vuelque del Arsenal tuvo efecto y un centro de Kolasinac, tras varios rebotes, terminó con Aubmeyang empalmando el tercero en el segundo palo.
El 3-1 deja muy tocado al Valencia, que necesitará de su mejor versión para darle la vuelta al marcador el próximo jueves en Mestalla.

 

Pedro responde a Jovic

En el otro partido de seminfinal, el español Pedro Rodríguez respondió al tanto inicial del serbio Luka Jovic, que puso por delante al Eintracht, y dio el empate definitivo en Frankfurt al Chelsea (1-1), que le acerca a la final de la Liga Europa.
El Eintracht tuvo media hora en la que fue mejor. Jovic, el delantero que pretende media Europa, aprovechó la buena dinámica local y encarriló la situación para su equipo. En el 23, Luka Jovic abrió el marcador para el Eintracht en una jugada que calcaba lo que había sido el partido hasta ese momento. Danny de Costa ganó en el centro del campo una pelota que terminó en los pies de Filip Kostic. Avanzó unos metros y llevó lo lanzó hacia el punto de penalti. Jovic esperó, cabeceó al poste y superó a Kepa.
Fue en el minuto 45 cuando Pedro marcó el gol del empate con un remate de zurda dentro del área a pase de Emerson, en una jugada que se inició con un saque de esquina.
Sólo en los últimos diez minutos el Eintracht logró sacudirse un poco y generar algunas jugadas de ataque, entre ellas una ocasión de Goncalo Paciencia en el 85 tras una recuperación de balón cerca del área del Chelsea.