Encuentro con la CHE tras pararse las obras de la presa

A.P.Latorre
-

Tras desbloquearse la actuación, ahora sufre un retraso de tres meses que supone un nuevo inconveniente para mejorar los problemas de abastecimiento de esta zona al norte de Soria

Encuentro con la CHE tras pararse las obras de la presa

El alcalde de San Pedro Manrique, Julián Martínez, ha mostrado su preocupación por la paralización de las obras de la presa del Río Mayor, algo que ya han tratado con el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, y que se abordará la próxima semana en un encuentro con representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Lo más importante en la zona, con problemas de abastecimiento de agua desde hace años, es «dar viabilidad al proyecto». «Se ha presentado una modificación del proyecto. No debe ser de mucha cantidad, pero no sabemos cómo afecta porque se estaba realizando ya la cimentación. Las obras llevan tres meses paradas...», explica Julián Martínez.
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Soria recordó la adjudicación a una UTE, con una baja considerable, y que tras fijar la cimentación, se produjo la paralización técnica de la obra en los meses de invierno y al llegar el verano la empresa planteó a la CHE una modificación y no cumplió con su compromiso de reanudar las obras. Ahora, CHE, Ayuntamiento de San Pedro Manrique, Subdelegación de Soria y Delegación del Gobierno en Castilla yLeón buscan una solución para continuar las obras, una obligación adquirida por la empresa adjudicataria. Puede que haya discrepancias en cuanto al proyecto, pero no pueden llevar a la paralización, según Latorre.
INTERVENCIÓN. La construcción de la presa fue adjudicada por el Gobierno de España por un importe de 3,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses. El embalse, en el ‘Programa de Medidas del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Ebro’ del segundo ciclo, mejorará el abastecimiento de agua potable de San Pedro Manrique, Palacio de San Pedro, Ventosa de San Pedro, Matasejún y Taniñe, todos ellos del municipio de San Pedro Manrique; y de Montaves y Huérteles, pertenecientes a Villar del Río. La presa proyectada para abastecer a la comarca de Tierras Altas es de tipo de gravedad de planta recta, con una altura sobre cimientos de 23,80 metros y una capacidad de embalse de 0,623 hectómetros cúbicos. Las obras de la presa y el embalse son una vieja reivindicación de la comarca de Tierras Altas que finalmente se desbloqueó en 2017 al considerarse una obra de primera necesidad para abastecer a localidades con serios problemas, sobre todo en verano. El proyecto no ha estado exento de problemas, ya que las infraestructuras hidráulicas suelen presentar muchas dificultades a la hora de su ejecución.
Sobre el bando del Ayuntamiento para no beber agua del grifo, el alcalde explica fue algo puntual y que se sigue tirando de las captaciones, por ahora. Es un problema que no se arregla con las cisternas de Diputación, por lo que no se sabe si por la falta de agua habrá que conectar la bomba que suba agua del río al depósito.