scorecardresearch

"Necesitaba salir del personaje de 'la rubia'"

EFE
-

La actriz de 'Vis a vis' regresa a la televisión como una psicóloga criminal que resuelve secuestros en 'Express', una distopía que habla de la manipulación del miedo en la sociedad

"Necesitaba salir del personaje de ‘la rubia’" - Foto: STARZPLAY

Meses de descanso y un nuevo look. Maggie Civantos necesitaba marcar un antes y un después con su personaje más icónico, Macarena, «la rubia» de Vis a vis, y volverá a la pequeña pantalla teñida de moreno como protagonista de Express, la serie de Starzplay que acaba de terminar su rodaje. Será Bárbara, una psicóloga criminal que trabaja en una empresa que resuelve secuestros exprés después de sufrir ella misma uno, ya que en la España post pandémica de la historia este es un delito común.

Es su primer papel como protagonista tras la serie que la encumbró, después de un necesario descanso mental y físico, un punto y coma que puso para disociarse del mono amarillo carcelario.

 

¿Qué le atrajo de este proyecto?

Me gusta la combinación de los géneros (thriller y comedia), pero sobre todo lo que me gusta es Bárbara. Es un personaje con mucha complejidad, con muchas capas, y esto a una actriz es lo que le gusta trabajar, que los personajes tengan peso, tengan profundidad.

 

En el tiempo en el que se enmarca Express el secuestro es común en España. ¿Ve posible que suceda?

Podría pasar. Yo después de haber pasado esta pandemia me espero cualquier cosa. Y pienso que al final, al margen del tema de la serie, hay un tema latente que es el miedo. Da igual que sean secuestros exprés, podría ser cualquier otra cosa. Pero se está hablando de la manipulación del miedo en la sociedad y cómo la sociedad reacciona, cómo se tienen que generar sistemas que combatan ese miedo.

 

Deja atrás a Macarena pero no a Iván Escobar, que es también creador de esta serie. ¿Le da tranquilidad como actriz repetir equipos?

Sí, al final es una cuestión de confianza. Los equipos funcionan cuando hay confianza y yo confío mucho en este equipo, en la productora, en los creadores. No siempre tienes la oportunidad de dialogar y con Antonio (Sánchez Olivas) e Iván (los guionistas de la ficción) hemos dialogado mucho desde el principio. Escuchan las propuestas de cosas que como actriz he echado en falta y yo lo agradezco muchísimo.

 

Express ha sido su primer rodaje en pandemia, ¿ha sentido la presión de tener que cuidarse por ser la indispensable en el proyecto?

No trabajé en todo el año. Me hacía falta un parón y pude dedicarme a proyectos más personales. Esto ha sido lo primero y me he enfrentado a esa situación. Yo desde que empecé, teniendo el número uno y sabiendo que estaba a la cabeza del proyecto, no podía correr ese riesgo. Entonces he intentado minimizar las visitas, los amigos... y siempre con mucha precaución porque es mucha responsabilidad la de parar un equipo.

 

¿Y cómo fue la decisión de dejar atrás su rubio tan característico y apostar por el moreno?

Era algo que, si no para este, lo hubiese hecho para otro personaje porque necesitaba salir un poco de la rubia. El personaje de Macarena, por mucho que en medio he hecho otras cosas, ha sido mi personaje más internacional y reconocido. También Las chicas del cable. Era algo que tenía que hacer. Fue propuesta de Iván, me dijeron que querían cambiarme el pelo y yo estuve encantada. Creo que es importante, a veces, dar un cambio de imagen.

 

Necesitaba cambiar y descansar… ¿poner un antes y un después?

Es una cuestión también de esperar al proyecto adecuado. Y me alegro de haberlo hecho porque, si no, no habría podido estar haciendo Bárbara y al final todo ocurre por algo. (Con la pandemia) hubo muchos proyectos que se cayeron, una peli que se pospuso... todas estas cosas que pasaron y han trastocado el calendario. Pero efectivamente, cuando haces personajes con tanto peso y con tanta complejidad y quieres seguir haciéndolos, a veces esperar es bueno.