Caja Rural e Iberdrola recuperarán proyectos eólicos

A.I.P.
-

Ambas compañías suscriben un acuerdo, con una inversión prevista de 100 millones, en el parque de Buniel (Burgos)

Caja Rural e Iberdrola recuperarán eólicos en La Rioja

Caja Rural de Soria e Iberdrola retomarán proyectos de parques eólicos que quedaron paralizados con la suspensión de las primas a las energías renovables hace siete años. «Es una cartera de proyectos que teníamos con Iberdrola en la línea con La Rioja y que con la desaparición de las primas fueron archivados. Pero tenemos la redacción de los proyectos y todas las mediaciones de viento, de manera que los vamos a recuperar. Lo haremos de forma inmediata», explica el co-consejero delegado de Ruralia y director del Área Participadas de Caja Rural de Soria, Javier Gracia.
No obstante, advierte de que hay que tener en cuenta que los «períodos de maduración son largos» debido a la tramitación medioambiental que se requiere. «Todo lo que está pasando no es por casualidad, obedece a una planificación. Teníamos todos esos proyectos, se aparcaron, y ahora es el momento de retomarlos», reitera Gracia.
Precisamente, esta semana Caja Rural de Soria e Iberdrola suscribieron un acuerdo de colaboración para la promoción del complejo eólico Buniel (Burgos) que, con 114 megavatios (MW) de potencia instalada, será uno de los más grandes de Castilla y León. La cooperativa de crédito y la compañía energética invertirán 100 millones de euros en la construcción y explotación de este parque eólico ubicado entre los municipios de Cavia, Cayuela y Buniel. Estará integrado por 26 aerogeneradores de 4,5 MW, uno de los mayor potencia unitaria en el segmento eólico terrestre en el mundo y óptimo para emplazamientos de vientos altos. La construcción se iniciará en 2021.
Con la producción generada en el parque de Buniel se abastecerá de energía limpia a una población equivalente a 350.000 hogares al año, lo que equivale a las poblaciones de Burgos, Palencia y Soria juntas. Además, se evitará la emisión de 154.000 toneladas de CO2 al año.
«Con este proyecto [Buniel] llevamos desde 2014. Era propio de Caja Rural de Soria, al 100%, y vimos la conveniencia de hacerlo de forma conjunta con Iberdrola, que se ha interesado mucho por la caja como socio regional», resume Javier Gracia.
inversión. En cuanto a la inversión que supondrá retomar los proyectos eólicos con Iberdrola en la provincia de Soria, Gracia significa que «no se puede saber», pero destaca que para que una iniciativa eólica sea «razonable» tiene que superar los 50 MW. 
Cabe recordar que Caja Rural de Soria posee una amplia experiencia en la promoción y generación de energía renovable desde 1998. Ya suma 110 MW eólicos instalados, 40 MW más en construcción, 25 MW autorizados y «más proyectos en cartera». También tiene presencia fotovoltaica con varios megavatios en explotación y sus oficinas centrales emplean biomasa, pellet soriano, para la calefacción desde hace 12 años.
Por su parte, Iberdrola cuenta con 14 parques eólicos en Soria (50 en Castilla y León) con una potencia de 456,13 megavatios  y 327 aerogeneradores. Es el primer productor de energía eólica en España, con 5.770 MW, mientras que su capacidad renovable total instalada alcanza los 15.790 MW.
confianza. «Desde hace cuatro o cinco años, Caja Rural de Soria está resultando interesante como socio regional para las eléctricas», subraya Javier Gracia. Al respecto, menciona otra reunión mantenida esta semana con representantes de Naturgy en relación a los parques eólicos que promueven conjuntamente en la provincia de Valladolid y que entrarán en servicio a final de año, una vez que la subestación está acabada.
«Nunca nos hemos apartado y no hemos sido meros inversores. Estamos pegados al día a día, en renovables somos referencia. Las energías renovables son muy rentables planteadas de una manera discreta y sin hacer cosas raras. Nosotros tenemos una cartera de proyectos, hemos medido el viento de toda la provincia de Soria. Con los años irán aflorando estos proyectos», considera el representante de la cooperativa de crédito.
Javier Gracia pone el acento, asimismo, en que de la «proximidad» con las eléctricas, la entidad soriana está adquiriendo unos «conocimientos» a los que no podrían llegar de otra forma. «También nos han propuesto proyectos suyos. Iberdrola habló el otro día de yacimientos de energía. Lo que hace falta es hacer una planificación e intentar tener el mayor éxito posible», abunda.
Para el representante de la cooperativa de crédito, la aportación de la entidad está en la «clave local» a la hora de generar riqueza en el territorio, que se traduce en la cuenta de resultados, en la proximidad de las instalaciones de explotación al parque eólico y en empleo, como puede ser la incorporación de trabajadores sorianos procedentes de Formación Profesional (FP) para ocuparse del mantenimiento.
«El centro de mantenimiento de San Pedro Manrique fue una referencia hace 12 años y ahora es un modelo de explotación asumido por todo el mundo, se ha visto que es un buen negocio. Uno no sube al Everest si no tiene un sherpa», finaliza.