El 75% de los presos trabaja en la cárcel

Nuria Zaragoza
-

Derecho al trabajo. A la reinserción. Lo recoge la Constitución.El Día de Soria entra en la cárcel para saber cómo se trabaja, y cómo se estudia, entre rejas

El 75% de los presos trabaja en la cárcel - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

«Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado (...) tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad».
Lo recoge la Constitución Española como derecho fundamental (artículo 25.2). Derecho al trabajo. A la cultura. Al desarrollo personal. Todo ello como piedra angular en el camino a la reeducación. A la reinserción social. A la mejora de las capacidades y habilidades sociales y laborales, y a la superación de los factores conductuales o de exclusión que motivaron las conductas criminales de cada persona condenada. Es la base de la administración penitenciaria. 
ElDía de Soria entra en la cárcel de Soria para conocer, desde dentro, cómo estudian y cómo trabajan los internos de Soria; y cómo esto puede ayudar a su reintegración, una vez se abra la puerta...
En las siguientes páginas conoceremos historias reales de internos, también de funcionarios y profesionales que colaboran en esta tarea. En estas primeras líneas, les explicamos la situación soriana, en datos. 
En el centro penitenciario de Soria conviven en estos momentos [a fecha 21 de junio, cuando se cursó la visita] 170 internos. En la última nómina había 89 internos trabajando en los talleres de producción (en colaboración con empresas externas) y 38 en destinos (trabajos auxiliares para el funcionamiento del centro como cocina, mantenimiento, economato, panadería...), según los datos facilitados por el director de la cárcel de Soria, Segundo Pascual. 
En resumen, 127 de los 170 internos están empleados, prácticamente el 75%. Y hay un dato más a tener en cuenta, «a día de hoy hay 21 personas en lista de espera que quieren trabajar en talleres», es decir, el nivel de ocupación podría ser aún más elevado si hubiera más capacidad productiva en prisión. Es algo inviable en estos momentos ya que «hasta el último rincón disponible se ha utilizado para talleres» y «a día de hoy no hay ni un solo espacio para ampliar», reconoce Pascual. No obstante, avisa, no todas las personas en lista están desocupadas. «De estos, realmente solo doce están sin hacer nada, ya que al resto se les ha remitido a destinos hasta que quede sitio libre en talleres». 
De acuerdo a estos datos, tres de cada cuatro personas que cumplen condena en Soria cotizan a la Seguridad Social por el trabajo que desarrollan en prisión y, por tanto, tienen derecho a las prestaciones sociales de un trabajador por cuenta ajena, es decir, retribución (el sueldo medio en talleres es de 420 euros mensuales) y subsidio por desempleo (paro cuando salgan). 
Sus días de cotización en la cárcel suman en su vida laboral pero, sobre todo, son la base para su reinserción. «Porque aprender un empleo y, sobre todo, aprender habilidades sociolaborales facilita su vuelta la sociedad».
estudiar en la cárcel. La formación para el trabajo es clave pero, también, la cultural, la educativa, máxime cuando buena parte de la población reclusa carece de estudios básicos. El 6,6% son analfabetos y el 25%no concluyeron ni los estudios primarios, según la última memoria de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias de 2017. 
En la cárcel de Soria, según los datos facilitados por el coordinador de formación del centro, hay en estos momentos 54 matriculados en las diferentes enseñanzas, de los que aproximadamente 40 acuden regularmente a las clases. 
Soria, según reconocen los propios internos, es conocido entre la población reclusa por ser una cárcel «tranquila» donde «se puede trabajar». Los datos lo avalan. De los 51.448 internos que llenaban las cárceles españolas en 2017 (según el último año), 12.145 trabajaban, el 24%. En Soria, el triple.