La guerra contra el diésel llega a Soria

Ana Pilar Latorre
-
La guerra contra el diésel llega a Soria - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez];

El presidente de la asociación de concesionarios reconoce que ahora se venden menos coches pero más de gasolina, que emiten más CO2 que los diésel modernos. Todavía no hay demasiado interés por los eléctricos

Tras el impacto que generó en la sociedad el anuncio sobre un nuevo impuesto al diésel por parte del Gobierno y las pretensiones de la UEde reducir el uso de vehículos que emitan CO2, desde la Asociación de Talleres de Reparación y Concesionarios de Soria, su presidente, Julián Untoria, apunta que «ha habido parón de ventas, pero se venden más de gasolina que de diésel y no se piden todavía eléctricos». Hay que tener en cuenta los kilómetros que se van a hacer antes de comprar, por lo que aconseja que si se van a ser más de 18.000 es preferible el diésel, que «consume menos litros y contamina menos». Mientras que para desplazamientos más cortos y «callejear» se puede optar por los de gasolina. «Hay compradores que han optado por vehículos de gasolina para largas distancias y después se han dado cuenta de que consumían mucho...», añade el experto.
Untoria apunta que «hace unos años hubo psicosis por el diésel, porque eran más baratos que los de gasolina; mientras que ahora es al revés y se opta por la gasolina pensando que el diésel contamina más. En función de lo que se escuche en las noticias...». «El Gobierno ha dicho que el diésel tiene los días contados, pero también la gasolina, frente a otros combustibles nuevos como serán el hidrógeno y el agua de mar, que se alimentarán (las pilas que hagan funcinoar el motor) en postes de gasolinera en vez de tener que enchufar el coche durante dos horas en un punto», detalla Untoria.
diésel nuevos. Iguamente, insiste en que los nuevos vehículos de diésel disponen de una tecnología innovadora para eliminar las partículas contaminantes y que emiten menos CO2 a la atmósfera que los coches de gasolina. Por ello, avisa a los compradores para que «elijan bien, se dejen aconsejar y miren los números, porque ahora hay ofertas de diésel con el mismo precio que de gasolina». No se puede pensar, según él, en el valor que van a poder tener los vehículos dentro de ocho o diez años porque casi no habrá diésel o gasolina. 
Pero Untoria insiste en que habrá un periodo de transición y que «a nadie le pueden prohibir circular con vehículos que se hayan comprado en los últimos años de diésel y gasolina, porque sería hasta denunciable». «También sucedió algo parecido con la gasolina con plomo. Cuando se retiró este combustible no se retiraron los coches, sino que se creó un aditivo y poco a poco se fueron apartando», insiste el empresario haciendo referencia a que «en sitios como Madrid irá más rápido y en Soria irá más lento, vamos a estar tranquilos y no volvernos locos, a ver qué pasa». El vehículo híbrido y eléctrico llegará, pero «queda mucho camino por recorrer, sobre autonomía, puestos de carga, precios...».