Machado y Avelino Hernández no se apean del liderazgo

A.I.P.
-

Son los más vendidos entre los lectores que eligen temática o autores 'sorianos' para el verano. La poesía de Fermín Herrero, el comic 'Numancia' o 'A la gala de la buena novia', entre las propuestas

Machado y Avelino Hernández no se apean del liderazgo

Las largas tardes de verano son un buen momento para descubrir, releer o reencontrarse con autores vinculados a esta tierra o con libros, de todo género, de temática soriana. Aquellos que vuelven a su ciudad, a su pueblo, a pasar las vacaciones estivales, también los que aprovechan estos días para visitar por primera vez la capital y la provincia pueden aprovechar la oportunidad de empaparse en letras, parajes, momentos históricos, versos... de sello soriano. Eso sí, siguen manteniéndose en el top ventas cualquiera de las publicaciones de Antonio Machado y Avelino Hernández, y a una distancia prudente se queda Gustavo Adolfo Bécquer y «más residual», Gerardo Diego.
«Mucha gente suele pedir libros de Soria. En verano es cuando más se pregunta, qué es lo nuevo que ha venido desde Navidad o Semana Santa», comenta el libro de Las Heras, César Millán, que confirma que el autor de Campos de Castilla sigue siendo el número uno entre los elegidos de las estanterías rotuladas como ‘temática soriana’.
Millán advierte de que «ahora está muy parada» la edición de libros sorianos, a la espera de que puedan ver la luz nuevos títulos antes de que acabe el verano, probablemente alguno coincidiendo con la XII edición de Expoesía (del 8 al 14 de agosto). Precisamente, enmarcados en este género, tienen buena acogida los dos últimos libros de Fermín Herrero, Alrededores y Nunca será bastante (poemas casi de amor). 
La historia de Soria, su patrimonio y su cultura también forman parte de las peticiones de los lectores que acuden con la intención de engrosar sus conocimientos sobre la provincia. La ciudad de Soria, su castillo y su muralla, de Susana Blanco Rodríguez, que ha contado con la colaboración de Alberto Arribas Hernández y Ángel Lorenzo Celorrio, presentado en marzo por la Asociación Cultural del Museo Numantino con motivo del 900 aniversario de la fundación de Soria por Alfonso I el Batallador, está teniendo una buena acogida en ventas, así como A la gala de buena novia, editado por la Diputación de Soria.
narrativa. En la estantería ‘soriana’ también se encuentran Los perdedores, de María Díez García (quinta finalista del Premio Planeta 2018), una novela negra y costumbrista ambientada en los peores años de la crisis económica; La mujer dormida, del soriano Ricardo G. Manrique, una historia de celos del pasado que sigue acechando el presente; y La llanura celeste, de José Antonio Abella, una novela «fabulosa», a juicio de César Millán, en la que un pastor recorre las nueve provincias de Castilla y León con el objetivo de salvar  la vida de su rey Alfonso VIII. 
Por las Tierras Altas de Soria, de Fernando Hualde con ilustraciones de Iñaki Ustarroz, o el cómic Numancia, de Jorge Guillermo Palomera y Silvestre Szilagyi son otras opciones con ‘denominación de origen’ para  este verano.

Novela negra,  humor, segundas partes de éxitos en ventas... y Camilleri

La novela policiaca vuelve «con fuerza», asegura César Millán, de Las Heras. Entre los títulos de más éxito se encuentra La Red Púrpura, de Carmen Mola, la segunda parte de La novia gitana, que obtuvo hace cuatro años una gran repercusión. Triunfa entre los lectores sorianos la última novela de Matilde Asensi, Sakura, una trama que gira en torno a la desaparición del retrato de Doctor Gachet de Van Gogh que fue subastado en 1990 y comprado por el millonario japonés Ryoei Saito. Y Andrea Camilleri, cuya muerte ha vuelto poner de moda a su mítico comisario Montalbano.
Asimismo, la última publicación de Isabel Allende, Largo pétalo de mar, ambientada en plena Guerra Civil española tiene una buena acogida entre el público y sigue estando entre los más vendidos Yo, Julia, de Santiago Posteguillo, por el que recibió el Premio Planeta. Tierra de mujeres, de María Sánchez, también se sitúa entre los demandados. 
Una buena receta de humor viene bien en cualquier época del año y, por supuesto, en verano. La recomendación de César Millán en este género es Las aventuras de un fakir en el país de Ikea, de Romaín Puértolas. O El abuelo que volvió para salvar el mundo, de Jonas Jonasson, segunda parte de El abuelo que saltó por la ventana y se largó.