Empresoria ultima dos proyectos de parques fotovoltaicos

Sandra de Pablo
-

La sociedad celebra las jornadas de emprendimiento con la vista puesta en la necesidad de potenciar la comarca para frenar el avance de la despoblación

Empresoria ultima dos proyectos de parques fotovoltaicos

Empresoria tiene muy avanzada la ubicación en la zona de El Burgo de dos proyectos de instalaciones fotovoltaicas. La sociedad, que busca promover la innovación y el desarrollo sostenible para generar riqueza en la zona, lleva varios años realizando un gran esfuerzo por acercarse a las energías limpias y en los últimos meses ha intensificado ese trabajo.
Según cuenta desde Empresoria, Javier Alfonso Gil, tienen muy avanzados dos o tres proyectos de energías renovables con instalaciones fotovoltaicas y «esperamos que alguna se consolide». Una de ellas está prácticamente aceptada y se encuentra en la última fase, que «puede ser la más difícil, como es el diseño de los contratos entre las partes y las garantías jurídicas». Asegura que están siempre al tanto de la regulación, porque «no sirve de mucho que nosotros trabajemos si luego hay una regulación hostil a las iniciativas que podamos tomar», aunque «parece ser que ya van a darse más facilidades sobre todo para el autoconsumo y en eso estamos», a la espera de noticias para analizar la situación y poder actuar al respecto.
En estos casos de plantas fotovoltaicas, Empresoria prácticamente es el iniciador del proyecto. Uno de ellos cuenta con una envergadura bastante importante con una inversión de unos 800.000 euros y en él la sociedad entraría con una cuota inversora muy lejos de esa cifra tanto por limitaciones financieras como por limitaciones de estatutos pero «sí intervendría como socio muy activo en el proceso».
en la comarca. Además, la apuesta por las energías limpias, desde Empresoria también ponen el foco en el objetivo de hacer comarca con El Burgo de Osma, San Esteban de Gormaz y todos los pueblos que existen alrededor de ese eje. Desde el principio en la sociedad han tenido muy claro que uno de los grandes problemas que sufren los pueblos para desarrollarse es la estructura jurídico administrativa que está totalmente desfasada, «nosotros no podemos actuar en un cambio legislativo porque no es nuestro objetivo pero sí que podemos agitar un poco el cóctel para que haya más cooperación comarcal en la zona». 
Javier Alfonso Gil subraya que, ante el panorama actual, «necesitamos pensar en comarca, no podemos seguir pensando exclusivamente en la calle Mayor o en la calle Real, hay que hacer comarca y agitar ideas para la zona porque no hay fronteras en la comarca». Los pueblos de esta parte de la provincia agrupan a unas 12.000 personas por lo que «tenemos una comarca que todavía puede resistir y mostrar cifras que podrían ser significativas a la hora de cooperar y tener ambiciones de desarrollo».
Además del sector de las energías limpias, desde Empresoria siempre han trabajado por el futuro de la agricultura ecológica y ya cuentan con varios agricultores que están interesados en experimentar en esa modalidad. Para avanzar en ese camino resulta esencial cambiar la mentalidad del agricultor. En la sociedad se muestran dispuestos a colaborar en el papeleo, la financiación y sobre todo el cambio de mentalidad. Apunta Javier Alfonso Gil que si cada agricultor medio lleva entre 200 y 300 hectáreas lo que le piden es que experimente con 10 ó 20 financiadas por Empresoria y que a riesgo cero teste esa nueva posibilidad. 
En sus jornadas de emprendimiento del sábado, desde Empresoria también apuestan por una mejora de la fiscalidad, por un trato diferenciado para el progreso de los territorios despoblados en España. Con la idea de conectar ideas y personas se llevan a cabo estas jornadas en las que tiene cabida la experiencia de numerosos proyectos sorianos y de fuera de la provincia que buscan alternativas de desarrollo de negocio
La sociedad ha otorgado el Premio Emprende de este año a la recientemente constituida Asociación de Viñas Viejas de Soria que agrupa a buena parte de los bodegueros y viticultores sorianos. El objetivo de esta nueva agrupación es luchar por sacar adelante el sector del vino de Soria con sus características propias y tener una sola voz para hacerse presente donde sea oportuno buscando potenciar la ribera soriana.