Fiestas de la Juventud en Almazán

B.J.
-

Los jóvenes de Almazán encaran una semana llena de actividades

Fiestas de la Juventud en Almazán

El verano llega a una de las semanas marcadas en rojo en el calendario de los adnamantinos. Sobre todo en el de los más jóvenes. La Asociación juvenil Parchís, con la colaboración del Ayuntamiento de Almazán, organiza la decimoquinta edición de las Fiestas de la Juventud. Siete días llenos de actividades, más de una veintena, «combinando un programa festivo y cultural dirigido a la gente joven pero abierto a todo el público», según explica Abel Pascual, presidente de la asociación. 
La semana festiva comenzará el lunes con una de las novedades de este año: un camión instalado en la plaza Mayor servirá como Scape Room para todos los equipos (de cuatro o cinco personas) dispuestos a probar. Desde las cuatro de la tarde, hasta las doce. Por la noche habrá también hueco para una masterclass de zumba y zumba strong. Estos talleres y clases son un clásico de las Fiestas de la Juventud, centradas este año en el deporte. Además del zumba hay tiempo para el cross-training (el martes por la tarde) y el aquamix (el viernes por la mañana). El miércoles habrá también un taller de masaje tailandés. «Intentamos que todas estas clases las den gente del pueblo o de la provincia, colaborar con la gente de aquí», cuenta Abel. Para la sesión de cine de verano, el martes con la película Campeones, también cuentan con la colaboración del cine Calderón.
Además de estos talleres, de las diversas yincanas, los espectáculos de calle y de pirotecnia, y de los animados conciertos y las verbenas de viernes y sábado, en esta edición la fiesta recupera uno de los eventos tradicionales en años anteriores como es la batucada. Será el viernes por la noche, con una actuación de percusión y pasacalles. Después, el fin de semana, llegan los platos fuertes de la programación: los pasacalles vermut. «Son las actividades que reúnen a más gente», explica Abel, «sobre todo el del sábado, en el que todos los grupos vamos disfrazados según una temática». Este año se ha elegido el tema videojuegos, a partir de una encuesta realizada en abril por la asociación. Y es que en Parchís llevan meses trabajando para que todo salga a pedir de boca durante esta semana festiva. «Los miembros de la junta, unas seis personas, empezamos a organizar todo en enero o febrero», cuenta el presidente, que agradece también la colaboración del Ayuntamiento y de los patrocinadores. «Este año ha habido una buena respuesta y colaboran con nosotros 105 empresas y comercios», se congratula el presidente. 
Las fiestas son posibles gracias a estas ayudas privadas, a la aportación municipal (el 50% de los gastos, según apuntan desde el Ayuntamiento) y a la cuota de los socios . Este año quieren llegar a los 500, y si superan esa cifra la Asociación sorteará algún regalo entre todos. Además, a todo el que paga los 10 euros de cuota anual de socio, se le obsequia con una pulsera conmemorativa de los quince años de las fiestas. «Queremos animar a la gente a que participe en la asociación y en las fiestas, tanto como lo hacen en otros pueblos como Ágreda u Ólvega», apunta Abel Pascual: «Nos preocupa un poco que muchos no tengan esa conciencia de echar una mano y colaborar».