Iberdrola estrena su mayor parque de energía renovable

Agencias
-

La instalación del 'East Anglia One', con 714 MW de potencia, en el Reino Unido, cuenta con una inversión de 2.810 millones de euros y entrará en funcionamiento en el año 2020

Iberdrola estrena su mayor parque de energía renovable

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, Iberdrola, entró este pasado fin de semana en la fase decisiva de construcción de su parque eólico marino East Anglia One, ubicado en aguas inglesas, con la instalación de sus primeros aerogeneradores.
La iniciativa supone la construcción del mayor parque de una empresa española en la historia de las renovables, con una inversión récord de más de 2.810,43 millones de euros y una potencia de 714 megavatios (MW). Está ubicado en el mar del Norte, a unos 50 kilómetros de la costa de Suffolk en el Reino Unido y cubre un área de 300 kilómetros cuadrados, lo que equivale a 40.000 campos de fútbol.
El East Anglia One se convertirá, cuando se ponga en marcha en 2020, en el segundo parque eólico marino más grande del mundo y generará energía limpia para abastecer a más de 630.000 hogares británicos.
Iberdrola ya ha instalado todos los pilotes (la parte inferior de las cimentaciones que se coloca en el fondo del mar), la mayoría de los jackets (plataforma en donde se instalan los aerogeneradores) y tiene la subestación marina Andalucía II en fase final de instalación y puesta en marcha. 
La construcción de este gran proyecto está impulsando la industria eólica marina en Europa, dando ocupación a más 1.300 personas en varios países y siendo clave para múltiples sectores, como el naval. Además, se está desarrollando en un mercado muy competitivo como el británico y en un sector que requiere una gran especialización, como es el offshore
Su puesta en marcha ha tenido un gran efecto tractor en España, ya que la firma ha contado con la participación de empresas locales como Navantia, Windar o Siemens-Gamesa para el desarrollo de parte de los componentes claves.
La Andalucía II es la mayor subestación marina en corriente alterna construida en el mundo e, incluye, innovaciones en materia de diseño desarrolladas por Iberdrola para hacerla más compacta, reduciendo su peso a 3.900 toneladas, lo que facilita su instalación a los navíos. 
Navantia construyó la subestación marina Andalucía II, que es el núcleo central de East Anglia One, en el astillero de Puerto Real.
La eléctrica, a través de su filial británica ScottishPower Renewables, también está desarrollando otros tres parques eólicos en este entorno, que se encuentran en distintas etapas de progreso: East Anglia ONE Norte (hasta 800 MW), East Anglia TWO (con una capacidad de hasta 900 MW) e East Anglia THREE (con una capacidad de hasta 1 200 MW).

Liderazgo

Tras haber invertido unos 100.000 millones de euros en energías limpias desde 2001, la firma española se ha convertido en líder eólico mundial, ha multiplicado por seis su base de activos y ha triplicado su beneficio neto, lo que ha permitido incrementar progresivamente sus dividendos, siempre en línea con sus resultados.
Según su Plan Estratégico 2018-2022, las renovables continuarán siendo una de las grandes apuestas del grupo a las que destinará el 39% de los 34.000 millones de euros de inversión previstos para el período
Hace ya cerca de 20 años Iberdrola fue pionera en generación eólica terrestre y, del mismo modo, la compañía ha decidido ahora liderar el desarrollo de la fuente de energía renovable más prometedora en la actualidad: la eólica marina. Y lo va a hacer en torno a tres ejes: el Mar del Norte, el Mar Báltico y en Estados Unidos.
La apuesta pionera y decidida se consolidará en los próximos años, gracias a una cartera de proyectos mediante esta tecnología que alcanza los 12,4 GW.
En EEUU, a través de su filial AVANGRID, dispone de proyectos marinos en construcción o en cartera que totalizan 7.300 megavatios (MW) de capacidad. La compañía está promoviendo en este país el mayor parque a gran escala, Vineyard Wind, frente a las costas del estado de Massachusetts, cuyos 800 MW de potencia serán capaces de atender las necesidades energéticas de un millón de hogares.