Aleia, tres años de vida en la provincia de Soria

Elena Llorente
-

Aleia Roses se gestó hace ahora tres años. Comenzó con una inversión de más de 50 millones, con la última tecnología y unas instalaciones punteras para el cultivo de rosas. Recordamos la trayectoria de esta empresa ubicada Garray

Aleia, tres años de vida en la provincia de Soria

Aleia Roses o Bionatur se fundó en Soria en julio de 2016. Comenzó con una inversión de más de 50 millones y con 40 empleados. En 2019 su plantilla llegó hasta los 380.

Bionatur echó a andar en la provincia en julio de 2016. Sus instalaciones comenzaban a funcionar tras una inversión de más de 50 millones de euros con una plantilla de 40 trabajadores y unas expectativas de crecimiento muy ambiciosas. En el mes de noviembre lograron cortar las primeras rosas de su invernadero, en menos de 5 meses desde que comenzara a funcionar logró ampliar su plantilla llegando hasta los 165 trabajadores. Tan sólo un año después de su creación la factoría incremento su producción exponencialmente llegando a producir 100.000 rosas diarias con una plantilla de 200 empleados. El 85% de su producción era exportada a Europa.

La factoría continuaba creciendo, en abril de 2018 anunciaban una nueva inversión de más de 20 millones de euros para ampliar sus instalaciones, para esas fechas logró superar su previsiones de producción en un 40% duplicando con ello su plantilla. De 180 trabajadores pasaron a contar con nada más y nada menos que con 360 empleados.

- Foto:

En la primavera de 2018 Aleia había invertido en sus instalaciones de Garray hasta 65 millones de euros.

Fue en otoño del pasado año cuando se comenzó a percibir cierta inestabilidad, sobre todo en materia de personal. Los sindicatos denunciaban unas pésimas condiciones laborales y numerosos despidos aleatorios sin que cesasen las contrataciones. A pesar de ello, en octubre de 2018 firmaron un nuevo convenio colectivo para el personal con subidas salariales de hasta un 10% y una previsión de ampliar la plantilla en 150 trabajadores más para llegar hasta los cerca de 500 empleados. Un anuncio que nunca llegó a materializarse, mientras, la problemática con los despidos mantenía en vilo al personal.

En diciembre de 2018 se llegaron a contabilizar más de un centenar de despidos aunque con las nuevas contrataciones las plantilla seguía rondado los 380 trabajadores. La empresa guardó silencio hasta ahora cuando sin aviso previo una factoría con tres años de vida y con un proyecto más que ambicioso en sus planes se queda sin liquidez y sin poder siquiera pagar las nóminas de sus trabajadores o la luz