scorecardresearch

"Trabajar en la época del destape me encasilló como galán"

Juana Samanes
-

En plena forma. Pocos actores pueden presumir como el sevillano de llevar en la profesión medio siglo y entusiasmarse con nuevos proyectos

"Trabajar en la época del destape me encasilló como galán" - Foto: Fernando Alvarado

Siempre ha confesado Máximo Valverde que su verdadera vocación era ser torero, pero que su atractivo físico le llevó a trabajar en el mundo del espectáculo, donde lleva medio siglo. Tras años donde el teatro ha sido su mejor agarradera profesional, regresa al cine como galán en la amable comedia Amalia en el otoño, donde comparte cartel con María José Alfonso y Manuel Zarzo.

Amalia en el otoño ofrece una visión optimista de las personas mayores. ¿Por qué cree que el cine parece empeñado en mostrarnos a la gente de más de 70 años deteriorada y con pocas ganas de vivir ?

No sé por qué se da la imagen de las personas mayores como que están entristecidas y abandonadas. Es cierto que hay casos, pero no es así siempre. En esta película vemos que a la gente no le gusta ingresar en una residencia, sobre todo a la gente que ha vivido muy bien como es el caso de Amalia. Sin embargo, contemplamos que en ese centro comienza una nueva vida que le da la oportunidad de revivir cosas como el amor. Al final, demuestra que se puede comenzar una nueva vida y disfrutar dentro de las limitaciones de la edad.

¿Usted se ha planteado, para dentro de unos años, si prefería ir a una residencia o quedarse en casa?

Yo si puedo preferiría quedarme en casa y que me cuidase una persona. Actualmente vivo solo y me encanta, no tengo problemas con la soledad. 

En Amalia en el otoño vuelve a interpretar a un galán y aparece en plena forma. ¿Cómo lo consigue?

En mi carrera he interpretado muchos personajes de galán, pero cuando me llamó la directora, Anna Utrech, me pareció un proyecto bonito y, sobre todo, muy necesario por la temática que tenía la historia. Volver a interpretar a un galán después de tantos años me agradó. Casi toda mi carrera he hecho este tipo de personajes pero, sin embargo, los que más he disfrutado han sido papeles más dramáticos aunque el físico me ha encasillado. Cuando empecé en Fortunata y Jacinta fue porque era guapo, pero yo no quería dedicarme a esto, yo quería ser torero. 

¿Cómo ha sido trabajar con María José Alfonso?

Ha sido la primera vez que he trabajado con ella y me ha sorprendido mucho no solo como actriz, sino como persona: es un encanto, dulce, cariñosa y entrañable. 

Empezó a trabajar en el mundo del espectáculo en el año 1968. ¿A día de hoy qué balance hace su carrera?

Reconozco que no estoy contento con mi carrera cinematográfica, sí con la teatral. Creo que, como decía antes, debido a mi físico no me han aprovechado, y he hecho demasiado de galán, que son papeles con poca consistencia. Además trabajé mucho en la época del destape y eso me perjudicó, porque ahí el guión no era importante sino que la señora actriz de turno se desnudase.

Durante el confinamiento hizo unas declaraciones muy duras sobre el Gobierno...

Me he sentido muy decepcionado con el Gobierno porque han demostrado que no estaban preparados para un problema tan gordísimo como esta pandemia. Y a eso se ha unido lo que ha venido detrás, que han mentido, no iban a pactar con Podemos, no iba a haber indultos etc... Creo que este Gobierno es un caradura.