El salario más habitual se eleva un 6% en España

SPC
-

La retribución media aumenta un 2,1% en 2017 hasta los 23.646 euros anuales, pero se mantiene la brecha de género, ya que la mujer cobra 5.784 euros menos que el hombre

El salario más habitual se eleva un 6% en España - Foto: Alex Dominguez

Los trabajadores españoles han empezado a ganar poder adquisitivo y notar en sus nóminas la recuperación económica que no terminaba de llegar a sus bolsillos. El mayor impulso lo ha registrado precisamente el salario más frecuente, que se situó en 2017 en 1.250 euros al mes (17.482 euros brutos al año), según el INE, lo que supuso un incremento de casi 1.000 euros los ingresos de los ocupados españoles y casi un 6% más que un año atrás.
Pese a este alza, el salario más frecuente es un 26,1% inferior al salario medio, que ascendió en 2017 un 2,1% -casi una tercera parte del salario más frecuente- hasta colocarse en los 23.646 euros brutos al año, casi 500 euros más. Se trata también de la mayor subida desde el año 2009 y por primera vez se sitúa por encima de los 23.500 euros.
El organismo estadístico explicó esta diferencia entre el salario medio y el más habitual en que hay pocos trabajadores con nóminas muy altas, pero que influyen notablemente en el cómputo general. 
Los trabajadores con contratos temporales y por obra ganaron una media de 17.033,7 euros anuales en 2017, un 2,8% más que en 2016, frente a los 25.084,7 euros de los indefinidos (+2,3%). En general, los asalariados temporales tuvieron un jornal medio anual inferior en un 32,1% al de los contratos fijos en España. 
 

Desigualdades. Las diferencias salariales entre hombres y mujeres se redujeron ligeramente en este período respecto a la anterior encuesta. La ganancia media anual de los trabajadores fue de 26.391,8 euros al año, mientras que la de las empleadas supuso el 78,1% de esta cuantía, con 20.607,8 euros, un 21,9% menos, hasta los 5.784 euros, que la de los hombres. 
El Instituto Nacional de Estadística destacó que esta diferencia se reduce si se consideran situaciones similares (tipo de contrato, jornada, ocupación). También dejó claro que la desigualdad queda patente si se analiza la proporción de trabajadores con ganancia baja (asalariados cuya ganancia por hora está por debajo de los dos tercios de la retribución mediana), que fue del 16,2% en 2017. Entre estos operarios, el 63,9% eran mujeres, concluyó el INE.