La Clase E refuerza su diseño

SPC-Agencias
-

Mercedes actualiza el coupé y el cabrio con cambios a nivel estético tanto en el exterior como en su interior, y nuevos sistemas de ayuda a la conducción

La Clase E refuerza su diseño - Foto: Mercedes Benz AG Global Communica

Un diseño exterior e interior más moderno, así como motores más eficientes, son las principales mejoras que han recibido los actualizados Mercedes-Benz Clase E coupé y cabrio, que además ahora van equipados con las últimas ayudas a la conducción.
Frontalmente, se ha potenciado en ambas carrocerías, que llegarán al mercado en otoño próximo, el dinamismo con unos faros más aplanados (son de LED de serie) y la nueva parrilla de efecto diamante en forma de A. En la zaga, el protagonismo es para los pilotos traseros, de dos piezas y con tecnología LED, mientras que la cámara de marcha atrás se monta en la tapa del maletero.
En el marco de la reestilización del coupé y el cabrio de la Clase E se introducen cuatro nuevos colores para la pintura: plata hightech, gris grafito metalizado, plata Mojave y rojo Patagonia. También crece la oferta de llantas, incluyendo versiones con propiedades aerodinámicas optimizadas, cuya configuración especial ayuda a ahorrar combustible y, por consiguiente, a mejorar la compatibilidad medioambiental del vehículo.
El habitáculo combina como hasta ahora un estilo moderno con lujo deportivo. La conformación básica del interior es diáfana. La sección superior del tablero de instrumentos parece flotar libremente y se apoya sobre un elemento de adorno de generosas dimensiones que se prolonga sin solución de continuidad en las puertas. La calidad de los materiales seleccionados y su acabado preciso con calidad artesanal subrayan el carácter deportivo y elegante del vehículo. 
Los asientos conjugan la idoneidad para largos recorridos típica de la marca con un diseño vanguardista, como corresponde a las expectativas de confort de los usuarios, y ofrecen al mismo tiempo una buena sujeción en situaciones dinámicas de conducción. 
Un equipo especialmente inteligente es el ajuste adaptativo del asiento del conductor. Basta con introducir la estatura del ocupante para que el asiento se desplace automáticamente a una posición generalmente idónea, de modo que el conductor puede limitarse a realizar pequeños reajustes.
En materia de conectividad, se ofrecen los paquetes Urban Guard (alarma, protección antirremolque y preinstalación para reconocimiento de robo y colisiones con el vehículo aparcado) y Plus (incluye localización del vehículo robado). En ambos, a través de la aplicación MercedesMe, el conductor es informado de lo que pasa tanto en el interior como en el exterior del coche.
Por lo que respecta a la oferta de motores, tanto en coupé como en descapotable, está compuesta inicialmente por dos diésel (194 y 340 CV) y un gasolina de 367 CV que sale de fábrica con la tracción integral 4Matic. El cambio en todos los casos es el automático de nueve velocidades 9G-tronic, que ha sido perfeccionado por el fabricante de la estrella.