Los trabajos en Tiermes llegan ahora a la muralla

EDS
-

Las excavaciones, que acaban de finalizar, obtienen datos técnicos para determinar su estado de conservación y actualizan información

Los trabajos en Tiermes llegan ahora a la muralla

Con el objetivo de documentar arqueológicamente la muralla de Tiermes, en Montejo de Tiermes, y de obtener datos precisos de las características técnicas y constructivas en su cara interna para determinar el estado de conservación, la Junta de Castilla y León ha desarrollado, desde finales del mes de mayo hasta el pasado fin de semana, una campaña de excavaciones en dos zonas de su sector norte. El trabajo se completa con el análisis de materiales hallados y la actualización de toda la documentación de intervenciones, localizando materiales y documentación escrita, bibliográfica e inédita en museos o archivos.
El fin último de esta intervención, en la que la Consejería de Cultura y Turimso de la Junta de Castilla y León invierte 11.930 euros, es obtener datos precisos de esta emblemática construcción romana, que sirvan como base para la redacción de un proyecto de consolidación y su puesta en valor, lo que permitirá integrar este monumento en el en el itinerario de visita del yacimiento, facilitando la interpretación de los restos. Los trabajos corren a cargo de la Unidad de Arqueología de IE University, dirigidos por los profesores Cesáreo Pérez, Pablo Arribas y el doctor Eusebio Dohijo, y cuentan con financiación de los fondos FEDER.
En los trabajos arqueológicos que acaban de concluir se ha intervenido en dos tramos: en un primero de 15 por 2,5 metros, localizado en sentido longitudinal en la cara interna del primer lienzo del sector norte de la muralla, prolongándose en el extremo sureste de la misma en una zona de seis por tres metros hacia el interior del recinto; y en una segunda zona, junto al cubo segundo, mediante un corte de ocho por cuatro metros, destinado a la limpieza superficial tanto de los lienzos como de su relleno, así como pare de la superficie adosada a su cara interna.
En la actual campaña de excavaciones en el yacimiento de Tiermes se han conseguido los primeros objetivos, reconociéndose la precisa planificación urbanística que conllevó su construcción, con una compleja secuencia constructiva. A la vez, se han documentado los niveles de hábitat previos a la misma, con distintos hallazgos y fases durante época celtibérica y altoimperial romana, sobre los que se dispuso el lienzo defensivo. En los trabajos se ha identificado la ocupación posterior en su espacio interior, principalmente durante la Antigüedad Tardía. Y por último, se ha comprobado como a lo largo de la Edad Media se produciría el desmantelamiento de los grandes sillares para su reaprovechamiento, tras la pérdida de su función defensiva. Así, la muralla centra las investigaciones y pronto podrán conocerse los detalles en la visita al yacimiento.