Soria pierde un 3,6% del tejido empresarial y 218 firmas

A.P.Latorre
-

Caen las cifras en la capital, El Burgo, Almazán y San Leonardo y suben en Golmayo, Arcos, Ágreda y Ólvega

Soria pierde un 3,6% del tejido empresarial y 218 firmas

La provincia de Soria sigue perdiendo tejido empresarial y, concretamente, en los últimos seis años el descenso es de un 3,6%, ya que se ha pasado de 5.907 empresas registradas en 2012 a 5.689 en 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).Las cifras hablan por sí solas y todo apunta a la necesidad de que las administraciones fomenten realmente en Soria la creación de empresas, que no vale solo con discursos de despoblación y actividades culturales, son números que alertan.
Por sectores, los más afectados son, por orden, el de construcción, con una caída del 18,8% (de 1.066 a 865 firmas, 201 menos); el decomercio, transporte y hostelería, con un 8,2% de empresas menos (de 2.407 a 2.209, 198 menos); el de actividades financieras y seguros, con descenso del 7,7% (de 129 a 119 firmas); el de industria, con un descenso del 5,3% (de 541 a 512 empresas); y el de actividades profesionales y técnicas, con una caída del 1,7% (de 754 a 741). En el otro lado estarían los sectores de información y comunicación, con un incremento de 41,8% (de 25 a 43 empresas); de actividades inmobiliarias, con un 36,2% más (de 195 a 306); de educación, sanidad y servicios sociales, con un incremento del 13,2% (de 322 a 371); otros servicios personales, con un 10,5% más (de 468 a 523); y el sector servicios en total , con un 9,9% más de empresas (de 1.893 a 2.103). 
Un 48,7% de las empresas se concentran en la capital, según los datos de 2018, el mismo porcentaje que hace seis años, en 2012. Pero la ciudad pierde en este periodo un 3,5% de las empresas, casi el mismo porcentaje que en el conjunto de la provincia. Por áreas de actividad, los mayores descensos se producen en construcción, con un 19,5% menos de empresas (de 481 a 387); además de actividades profesionales y técnicas, con un 9,9% menos (de 522 a 470); actividades financieras y seguros, con 9,2% menos (de 76 a 69); y comercio, transporte y hostelería, con un 8,2% menos (de 1.038 a 952).
Pero en industria hay un ligero aumento del 3,3%, a pasar de 174 a 180 empresas en este periodo de seis años. El aumento más destacable es en actividades inmobiliarias, de un 36,6% (de 102 a 161 firmas); y también es de un 31% en información y comunicación (de 20 a 29 empresas). Además, se registran aumentos en educación, sanidad y servicios sociales, con un 14,5% más de empresas(de 211 a 247); en otros servicios personales, con una subida del 9,3% (de 253 a 279); y en servicios en general, con un 5,6% (de 1.184 a 1.255). 
En cuanto a las localidades de la provincia con más de cien empresas, los descensos del número de firmas de 2012 a 2018 corresponden a localidades de Pinares como San Leonardo, del 14%, al pasar de 128 a 100 empresas y con la mayor caída en el área de comercio, transporte y turismo, del 20,9% al perder 13 empresas; y Covaleda, con un 5,3% de empresas menos, de 113 a 107, con descensos en todas las áreas. A la lista negra se suma El Burgo de Osma, con un descenso total del 4,4%, al pasar de 293 a 280 firmas, con una mayor caída en construcción, de un 16,3%, pero con aumentos en servicios, de un 9,7%; educación, sanidad y servicios sociales; actividades profesionales y técnicas; y actividades inmobiliarias, apartado en alza. Almazán también pierde empresas, concretamente, un 3,6%, al pasar de 380 a 366 en seis años; y en las áreas de industria; construcción; comercio, transporte y hostelería; y actividades profesionales y técnicas. Pero ganaría firmas, a modo casi de trasvase, en actividades inmobiliarias, otros servicios personales y servicios en general. En San Esteban la bajada sería tan solo de un 1% en seis años.