Las cuadrillas contra incendios, listas para la campaña

Ana I. Pérez Marina
-

El 1 de julio arranca la época de peligro alto de fuegos. Si el verano es seco y cálido el riesgo será máximo, teniendo en cuenta que la lluviosa primavera deja una vegetación abundante

Las cuadrillas contra incendios, listas para la campaña - Foto: Eugenio Gutiérrez MatÁ­nez

Esta semana ha arrancado la Campaña 2020 para la lucha contra los incendios forestales, el dispositivo coordinado desde el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y que este año incorpora la «más alta tecnología», como aviones de comunicación y observación, drones y herramientas satelitales, para ayudar en la prevención y la extinción de los incendios y reducir su posible afectación a las personas, según informó el Ministerio del Interior. No obstante, desde hace un mes se han ido incorporando de forma progresiva efectivos en la provincia de Soria y  ya están operativas ocho de las doce cuadrillas terrestres, tal y como avanza el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, José Antonio Lucas.
«La época de peligro alto es del 1 de julio al 30 de septiembre, de forma que el día 1 estarán ya todos los efectivos, aunque ya contamos con cinco motobombas y cuatro torretas, además de ocho de los doce retenes de lunes a viernes», especifica Lucas. Algunas cuadrillas están trabajando todo el año, otras diez meses, nueve, seis y, las que menos, cuatro meses.
El responsable de Medio Ambiente pone el acento en que los medios que se movilizarán este año serán similares a los de las campañas anteriores, con medio millar de profesionales desempeñando distintas tareas, contando con los integrantes de la BRIF de Lubia dependiente, desde este año, del Ministerio de Transición Ecológica.
José Antonio Lucas admite que se está produciendo «algún problema puntual» a la hora de formalizar contrataciones para puestos de corta duración, «de tres o cuatro meses», pero asegura que el operativo será «parecido», no se prevén recortes. En cualquier caso, los detalles y las novedades las dará a conocer en los próximos días el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. 
precipitaciones. Las abundantes precipitaciones de esta primavera y el hecho de que durante casi tres meses los montes apenas hayan estado transitados ha propiciado la abundancia de vegetación por lo que «hay que ser muy prudentes» este verano. «Todo dependerá del tiempo a partir de ahora. Si no cae una gota en un mes, lo vamos a pasar muy mal. Si hay tormentas puede reducirse el peligro. Hay mucha biomasa», advierte. No obstante, desde hace más de un mes y medio se están realizando trabajos silvícolas, aunque no se han podido desarrollar de igual manera que en años anteriores debido a las restricciones en la movilidad de los vehículos obligatorias en el Estado de Alarma.
Cabe recordar que, durante la pasada campaña, la provincia contaba con un total de 19 cámaras térmicas automáticas, dos ‘domo’ y una de detección de humos automática, y que dispone Soria es el territorio con mayor número de torres, 33 en total tras incorporar el verano anterior las de Deza y Tera. El operativo también tiene doce motobombas de la Junta, a las que se suman dos de reserva, y otras dos motobombas que cubren los horarios nocturnos. A estas se suman cinco conveniadas con los parques de la Diputación en Ágreda, Ólvega, Almazán, El Burgo y San Esteban, y cinco con entidades locales en San Leonardo de Yagüe y la Mancomunidad del Río Izana, que están operativas todo el año; y Duruelo de la Sierra, la Mancomunidad de Pinares -Cabrejas del Pinar- y Arcos de Jalón, a partir del 1 de julio.
En cuanto a los medios aéreos, el operativo dispone de la brigada helitransportada de Garray de la Junta y la BRIF de Lubia (Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales) que este año ha pasado a depender del Ministerio de Transición Ecológica, dotada con dos helicópteros. A estos medios aéreos se suman dos retenes de maquinaria pesada, dos bulldozer para abrir cortafuegos o perimetrar la superficie de un incendio. Todos los medios están coordinados por el Centro Provincial de Mando (CPM), la sala de operaciones desde donde se controla, en tiempo real, el operativo de vigilancia, prevención y extinción de incendios forestales en la provincia.