La nueva esperanza de Ferrari

EFE
-

La 'Scuderia' recupera con Leclerc la figura del piloto ganador en sus filas y le hace soñar con lograr un Mundial en un futuro no muy lejano, abriendo la duda de si Vettel merece el primer coche del equipo de cara a la nueva temporada

La nueva esperanza de Ferrari - Foto: Jennifer Lorenzini

La pugna en la escudería Ferrari, donde el piloto monegasco Charles Leclerc, ganador en Bélgica e Italia, ha adelantado en el Mundial a su compañero, el tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel, es el aliciente del último tercio de la temporada que comienza este domingo en Singapur.
Leclerc, a sus 21 años y en la temporada de su debut con la escudería italiana, ha tirado la puerta abajo con dos victorias en Spa-Francorchamps y Monza de parecida factura: primera plaza en la formación de salida ganada el sábado y resistencia ante el líder, el británico Lewis Hamilton (Mercedes), para ganar el domingo.
El último triunfo en Monza, la casa de la Scudería, es aún más significativo dentro de Ferrari, que no tenía un piloto ganador en su territorio desde el español Fernando Alonso en 2010. Vettel nunca logró triunfar en Monza vestido de rojo, aunque sí lo hizo tres veces con otras escuderías: una con Toro Rosso y dos con Red Bull.
Si Leclerc es la nueva esperanza de una escudería Ferrari que aún necesita un punto más para competir por el Mundial, Vettel ha sido señalado por sus errores en Monza, donde derrapó en las primeras vueltas y realizó un regreso a pista peligroso que provocó que se tocara con el canadiense Lance Stroll (Racing Point) y recibiera diez segundos de sanción. Acabó decimotercero.
La pelea de Ferrari le pone picante al último tercio de temporada porque en el campeonato parece difícilmente discutible el sólido liderato de Hamilton, que con 284 puntos -63 de ventaja sobre el segundo, su compañero finlandés Valtteri Bottas y 99 sobre el holandés Max Verstappen (Red Bull)- parece encaminarse hacia el sexto título de su carrera, lo que le permitiría superar a su ídolo, el argentino Juan Manuel Fangio, con el que está igualado.

 

El GP de Singapur, en duda por el fuego

El extenuante circuito de Singapur, con 5.063 metros de longitud al que se darán 61 vueltas el domingo, es uno de los más duros por las condiciones de humedad y calor y abre la puerta a un último tercio de temporada que se disputa en trazados asiáticos y americanos.
Un Gran Premio de Singapur amenazado por los altos niveles de contaminación que afectan a la ciudad-estado del sudeste asiático, debidos en parte a varios fuegos forestales en la vecina Indonesia, lo que provocará que haya alertas para los asistentes y mascarillas de aire en el circuito, aunque en principio no debería perjudicar al desarrollo de la carrera.
"Según los niveles actuales de PSI (índice estándar de contaminantes), no hay planes para modificar el programa publicado de la carrera y otros eventos", señaló un portavoz de la empresa organizadora, Singapore GP, en un comunicado.
Sin embargo, los organizadores están en contacto con las autoridades locales para la actualización, cada hora de los niveles de contaminación, ante la imprevisible situación del humo. "La situación de la neblina es muy cambiante no solo de día a día, sino de hora a hora. Por consiguiente, actualmente no es posible predecir de forma segura los niveles de PSI que pueda haber durante la carrera el fin de semana", precisa el comunicado.
Varias partes del trazado han sido reasfaltadas, así como se ha añadido una tercera zona para activar el DRS en la salida de la curva 13, que debería permitir más adelantamientos en un circuito poco proclive a ellos. Los neumáticos disponibles serán el duro (blanco), intermedio (amarillo) y blando (rojo).