scorecardresearch

Iberdrola termina el proyecto de una subestación en Palencia

SPC
-

Esta actuación supuso una inversión de más de 755.000 euros

Trabajadores en una subestación de Iberdrola.

La compañía de distribución de electricidad de Iberdrola, i-DE, culminó el proyecto de ampliación de la subestación transformadora de reparto Villada, que se encuentra en la localidad palentina del mismo nombre, donde incorporó  un nuevo transformador con el que duplicó la capacidad de transformación existente hasta el momento.

Con esta actuación, que supuso una inversión de más de 755.000 euros, la compañía mejorará la seguridad del personal de operación y mantenimiento y aumentará la calidad del suministro eléctrico del municipio y de las poblaciones aledañas, en total a cerca de 3.500 clientes.

Esta subestación dispone a partir de ahora de un transformador de 12,5 MVA (megavoltamperios) que sustituye a otro de 6 MVA, que transforma la alta tensión de 45 kV en media tensión 13,8 kV. Además, i-DE instaló un interruptor en media tensión en la posición del transformador.

Hay que destacar que el proyecto se llevó a cabo sin afectar al suministro eléctrico habitual de los clientes mientras se trabajaba en dicha infraestructura eléctrica durante los ocho meses que han durado los trabajos.

La distribuidora de Iberdrola, que desarrolló en los últimos años diversos proyectos en el área de distribución palentina para seguir mejorando la calidad de servicio, cuenta hoy en esta provincia con 17 subestaciones, 913 centros de transformación, 509 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, 1.410 kilómetros de líneas de media tensión y 1.476 kilómetros de líneas de baja tensión. Dispone, además, de casi 170 empleados y atiende a más de 101.000 clientes en unos 137 municipios.

En Castilla y León, i-DE gestiona más de 43.535 km de líneas de baja y media tensión y más de 6.400 km de líneas de alta y muy alta tensión. Asimismo, cuenta con 15.597 centros de transformación en servicio y 243 subestaciones primarias y secundarias. La compañía mantiene en la región un nivel de calidad de servicio por encima de la media nacional, con un TIEPI de 51,9 minutos a cierre de 2021.

En los últimos años, i-DE ha acometido un ambicioso plan de digitalización de sus redes eléctricas, en la región ha convertido sus más de 1,5 millones de contadores y la infraestructura que lo soporta en inteligentes, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

En Castilla y León, la compañía seguirá promoviendo sus infraestructuras de redes eléctricas, claves para garantizar la transición hacia una economía sin carbono. A través de su distribuidora i-DE, prevé invertir 264 millones de euros entre 2022 y 2024 y estima que estas inversiones en redes podrían generar hasta 3.200 empleos en la región, según estimaciones del PNIEC.