Frutos rojos 'made in Soria'

Ical
-

El Royo prevé crear una cooperativa para comercializar frutos rojos bajo la marca 'Bosque Soria'

Frutos rojos 'made in Soria'

El Ayuntamiento de El Royo no descarta impulsar la constitución de una cooperativa en los próximos años con el fin de que los productores de frutos rojos que se instalen en esta localidad soriana puedan comercializar bajo el paraguas ‘Bosque Soria’ frutos rojos ( frambuesas, arándanos, grosellas y moras).

El alcalde del municipio, Raúl Gómez, explicó a Ical que El Royo recibirá de forma progresiva, el próximo mes de octubre, a 24 personas de fuera de la provincia, que han solicitado conocer el proyecto de cultivo agroecológico. El nuevo programa impulsado por la Asociación Forestal de Soria (Asfoso) y el Ayuntamiento trata de ‘rehabitar’ el pueblo con este proyecto de cultivar en tierras en desuso estos frutos que “ahora se han puesto de moda”.

La convocatoria para venir a plantar frutos rojo a este pueblo ha tenido aceptación, según el regidor, quien precisó que solo a través de su correo electrónico recibió 250 consultas de interesados que expresaban su interés por cambiar de vida.

El proyecto aspira, de momento, que un total de diez familias se instalen en El Royo en el plazo de un año, con el objetivo de “volver a dotar de vida a esta localidad, ofreciendo a los recién llegados un cambio y un trabajo en plena naturaleza”, según destaca el alcalde, Raúl Gómez.

El Ayuntamiento dispone de 15 hectáreas de terreno (monte público, concedido por la Junta para uso privativo del Consistorio durante 25 años) en el paraje ‘La Vega’ para ponerlas a disposición de los nuevos agroagricultores.

A los interesados se les ofrece, en principio, una hectárea o hectárea y media de terreno, en la que tendrán que invertir entre 40.000 y 50.000 euros. Los nuevos pobladores deben apostar por este proyecto, como fórmula de arraigo con el municipio soriano. “Se trata de asentar población, no de que vengan de forma provisional y cuando se cansen se marchen. Los que vienen tienen que tener la decisión meditada”, indicó.

Además, el Consistorio no pretende que vengan todos los nuevos pobladores de golpe, ya que de forma paralela se trabaja para ofrecerles una vivienda en alquiler, y ello implica que los vecinos o hijos del pueblo con segunda residencia decidan poner a disposición de los recién llegados sus casas.

“ Como máximo daremos a cada agricultor tres hectáreas porque con eso ya se puede vivir y cultivar más de tres sería especular con la tierra”, matizó.

Actualmente los promotores del proyecto comercializan ya la primera cosecha de frambuesas con la marca ‘Bosque Soria’. A diario recolectan un máximo de 30 kilos que venden en las fruterías y comercios ‘delicatessen’ de la provincia.

Raúl Gómez afirmó que los frutos rojos (frambuesas) de esta localidad son de una “calidad altísima” por la altitud en la que se cultivan, y detalló que en las tierras públicas solo se permite cultivar frutos rojos desde arándanos, zarzamoras, frambuesas o grosellas.

“La altitud a la que está el municipio de la Sierra Cebollera permite que esta fruta salga con mucha calidad, ya que la altura y el contraste térmico entre el día y la noche permite potenciar los azúcares y que la fruta sea excepcional”, dijo.

Por último, detalló que cada vez está más de moda ingerir frutos rojos, por lo que es un negocio viable a corto y largo plazo.

Actualmente, el proyecto lo están sacando adelante los vecinos de esta localidad que lucha por frenar la sangría demográfica. Un hijo del pueblo, vecino de Madrid, decidió cambiar de vida y apostar por asentarse en El Royo. Actualmente impulsa el proyecto junto a los que ahora ya son sus paisanos.

El regidor calcula que cuando los terrenos estén en plena producción cada hectárea genere alrededor de seis puestos de trabajo durante cuatro meses al año.

El proyecto, impulsado por la Asociación Forestal de Soria, trata de recuperar tierras abandonas y en desuso en plena sierra de la Cebollera a 1.200 metros de altura.

“Vivir de una pequeña plantación, con poca tierra, es posible siempre que se destine a cultivos de alto valor. Estamos deseosos de poder compartir nuestra propia experiencia en el cultivo de frutos del bosque con los nuevos pobladores que quieran cambiar su estilo de vida y venirse a vivir a El Royo”.

Para poder, ofrecer y cultiva esta segunda oferta de lotes de tierra y hace posible la repoblación previamente se ha constituido un banco de tierra que permite poner a disposición de los interesados terrenos para cultivar.

Los vecinos del pueblo y el nuevo poblador consiguieron plantar 50.000 frambuesas que ahora recolectan y vender bajo la marca ‘Bosque Soria’. Los nuevos pobladores tendrán a su disposición acciones formativas y de asesoramiento relacionado con los diferentes tipos de cultivos agroecológicos; un sistema de créditos blandos al objeto de financiar las inversiones de los nuevos emprendedores; ayudas para el inicio de la actividad ofrecidas desde la Diputación; fórmulas de acceso a la vivienda; además un compromiso de comercialización conjunta de los frutos del bosque.

“La gran diferencia de esta iniciativa repobladora frente a otras es que se trata de un proyecto de desarrollo comunitario, en el que toda la comunidad del municipio (ayuntamiento, vecinos y familias ya comprometidas) está implicada y rema en la misma dirección con el objetivo de ganar la batalla a la despoblación.