Feporcyl busca impulsar el sector porcino en la Comunidad

EDS
-
FEPORCYL busca impulsar el sector porcino en la Comunidad

La Federación de Asociaciones de Productores de Ganado Porcino de Castilla y León inicia su actividad en este nuevo año redoblando sus esfuerzos en favor del crecimiento sostenible de su sector

a Federación de Asociaciones de Productores de Ganado Porcino de Castilla y León (Feporcyl) inicia su actividad en este nuevo año redoblando sus esfuerzos en favor del crecimiento sostenible de su sector, en una Comunidad Autónoma donde las granjas ocupan sólo el 15% del potencial viable. 18 de enero de 2019

La contribución del sector del porcino a la actividad económica regional y la fijación de población mediante nuevas inversiones son dos de los objetivos que se marca la Federación, presidida por el también presidente de la Asociación Provincial de Productores de Ganado Porcino de Soria (APORSO), Miguel Ángel Ortiz Latorre.

Las exportaciones del sector castellano y leonés del porcino han crecido un 67,5% en cinco años. Los productores regionales vendieron a los mercados exteriores 85.855 toneladas en 2013 y alcanzaron las 143.757 en 2017, “lo que se traduce, en valor económico, de 223,5 millones de euros a 356,5 millones en sólo cinco años”, según los datos de FEPORCYL.

La Federación mantiene su apoyo a las granjas de grandes dimensiones por la generación de empleo y riqueza que suponen para territorios tan despoblados como los que posee Castilla y León pero apuesta por un crecimiento ordenado y sostenible de las mismas ya que, según palabras del Presidente de FEPORCYL Miguel Ángel Ortiz, esta dimensión de instalaciones son las que nos permiten implantar las tecnologías, diseños, conceptos y manejos necesarios para la reducción de nuestra huella hídrica y de carbono.

En este sentido, FEPORCYL se muestra partidaria de que la Administración amplíe la distancia entre granjas que hoy la legislación establece en un kilómetro. “Los ganaderos somos los primeros que rechazamos un crecimiento desordenado”, asegura

Miguel Ángel Ortiz, que cree que las granjas de cerdas madres han de estar separadas unos 3 kilómetros.

Los productores de porcino castellano y leoneses abogan, además, por la reapertura de las plantas de tratamiento de purines, que hoy se precintan en balsas preaisladas que evitan cualquier tipo de filtración. Asimismo se muestran a favor de la apuesta estatal en la producción de biogás.