Un 10% más de turistas acerca el gasto a los 1.000 millones

SPC
-

La Comunidad recibe casi cuatro millones de personas y registra 6,5 millones de pernoctaciones durante el primer semestre, unas cifras «más que positivas» para la Junta, que ya espera otro año«de récord»

Un grupo de turistas extranjeros atiende a las explicaciones de la guía durante una visita por Segovia. - Foto: Rosa Blanco

El sector turístico de Castilla y León camina desatado hacia un nuevo récord histórico, a pesar de que el pasado curso ya se pulverizaron varios registros. Los casi cuatro millones de personas que han visitado la Comunidad durante el primer semestre han elevado el gasto hasta los 911,7 millones, lo que supone un incremento del 12,6 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, que ya fue «histórico» en el sector. Un crecimiento impulsado por el auge del turismo gastronómico, que aporta cerca de un tercio del gasto, 294,4 millones, y que tiene una implicación directa en el empleo, con un aumento de afiliados al sector, 1.850, lo que supone un 2,44% más que en el pasado ejercicio. Todo ello, unido a la consolidación del turismo de interior, donde Castilla y León «refuerza» su posición como primer destino con un crecimiento del 2,57% y más de 276.600 viajeros.
Según los datos ofrecidos ayer, el número de turistas repuntó en la Comunidad durante los primeros seis meses un 10%, con 3.917.252 viajeros, con un aumento también de más del 12% de pernoctaciones, superando la cifra de 6,5 millones  en el conjunto de alojamientos de la Comunidad. «Estos crecimientos suponen las mejores cifras en este período desde que se tienen registros», destacó el director general de Turismo, Javier Ramírez.
Unas cifras «históricas» se han traducido en desarrollo económico y en creación de empleo. Así, el gasto turístico generado  por los visitantes en Castilla y León durante este período ascendió hasta casi los 1.000 millones, -991,7 millones- lo que supuso un incremento de un 12,6% respecto al mismo periodo del año 2018. Ello un repunte superior a los 100 millones de euros solo durante el primer semestre y supone que cada semana el sector turístico aporta más de 35 millones  a la economía regional.
Un análisis «más que positivo» del primer semestre que realizó Javier Ramírez, que destacó  el crecimiento generalizado de «todos los indicadores» con respecto a 2018, un año que, recordó, ya «rompió registros históricos». «Las cifras son importantes, pero también lo es la percepción que tiene el turista de nuestra Comunidad como destino, con una fidelidad que se refleja en que el 64,6% de los turistas han repetido visita y que nueve de cada diez recomiendan Castilla y León para visitar»», explicó.
Todo este conjunto de datos se tradujo en un incremento de la oferta turística en cuanto a número de establecimientos con lo que ello supone de contribución a la creación de empleo turístico. De esta forma, es llamativo el crecimiento en el número de alojamientos turísticos, que alcanzó los 8.587, lo que supone un incremento del 11,61% respecto a 2018. En junio de 2019, comparado con el mismo mes del año 2018, los afiliados del sector turístico aumentaron un 2,44%, con 1.850 afiliados más, hasta los 77.662 ocupados.
Por último, Ramírez quiso ofrecer datos cualitativos sobre los visitantes que llegan a la Comunidad, como el elevado grado de satisfacción con su viaje a Castilla y León, con una nota media de 7,42 puntos sobre 10 en su intención de volver a visitar la Comunidad.