El segundo asesinato machista en un mes conmociona la región

SPC
-

Un hombre mata a tiros a su mujer, hiere a su hijo y luego se suicida en el alfoz de Burgos

Exterior de la vivienda donde sucedieron los hechos. - Foto: Ical

La lacra de la violencia machista volvió a golpear ayer a la Comunidad y a la provincia de Burgos por segunda vez en menos de un mes cuando un hombre de 56 años apretaba el gatillo de su escopeta para matar a su esposa, Josefa Santos, de 55, herir de gravedad en el cuello al hijo de ambos, de 29, y posteriormente suicidarse de un tiro en el interior de su vivienda del municipio burgalés de Villagonzalo Pedernales. Fue otra hija del matrimonio quien al llegar al domicilio se topó con la dantesca escena.La joven no pudo declarar ante la Guardía Civil por encontrarse en estado de ‘shock’.
Tal y como detalló el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, el hombre, el asesino, que trabaja en una sucursal bancaria y se prejubilaba ayer, tenía todos los permisos en regla para la utilización de armas y había pasado los correspondientes exámenes psicotécnicos. Además, confirmó que no había denuncias previas ni se tenía constancia de la existencia de ningún tipo de problema en la pareja, por lo que por ahora no se maneja ningún móvil que haya podido provocar lo sucedido, que provocó una gran conmoción en la localidad del alfoz burgalés.
Según los testimonios de los vecinos de la zona y recogidos por Ical, a primera hora de la mañana se escucharon varios disparos procedentes de la casa, y posteriormente, en torno a las 13 horas se escuchó otro. El suceso ha sumido en la tristeza y el dolor a los vecinos del municipio, ya que la víctima trabajaba en el comedor del colegio y era conocida muy conocida en Villagonzalo. Además, según afirmaron, nunca habrían dicho que la pareja tenía problemas, «eran una pareja muy feliz», aseguró una vecina de la zona, «salían siempre juntos a pasear».
Todo apunta a que el hombre, que fue localizado en una habitación diferente de la casa y con la escopeta en sus manos, disparó a su mujer, Josefa Santos, y malhirió al hijo de ambos.Unas heridas «graves» que le afectaron en el cuello y la médula, y que, en el momento de ser encontrado, no podía moverse, por lo que fue rápidamente trasladado al HUBU donde está siendo intervenido quirúrgicamente. «Todo apunta a que el arma en manos del marido causante de los disparos ha sido lo que ha ocasionado la muerte de ambos», afirmó De la Fuente.
«Era una pareja normal»

El subdelegado del Gobierno aclaró que el presunto autor de los disparos disponía de licencia de armas y que «era una persona absolutamente autorizada para el manejo de estas armas». «A priori era una pareja normal, por lo que hemos podido constatar en todos los sentidos», explicó De la Fuente, que reconoció que hechos como este deja «emocionalmente tocados» porque «son personas» que representan «a gente con la que te has cruzado, que convive con nosotros, y eso emocionalmente te deja tocado, porque son nuestros vecinos», concluyó.
La alcaldesa de Villagonzalo Pedernales, Purificación Ortega, indicó que se trataba de una familia «muy apreciada». «No nos lo creemos, no ha podido ocurrir», exclamó la regidora