Planean un parque de aventura en la Dehesa de Almazán

Ana Pilar Latorre
-
Planean un parque de aventura en la estación de la Dehesa

El Ayuntamiento de Almazán matiene 400 metros de vía para impulsar una oferta de ocio, al tiempo que elimina la barrera al sur del polígono. El resto, 4.600 metros, se van a levantar ahora

El Ayuntamiento de Almazán planea poner en marcha un parque lúdico de aventura y demás eventos o actividades sociales relacionados con la línea de ferrocarril Valladolid-Ariza que complemente la antigua estación de Almazán-Dehesa, hoy revertida en centro de turismo rural. Así lo explican desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del  Ministerio de Fomento, tras saltar la alarma esta semana por el levantamiento del tramo entre Almazán-Dehesa y Barca, en la Santander-Mediterráneo. «El Ayuntamiento ha solicitado a Adif la adquisición de parte de los suelos de la antigua línea a su paso por la localidad de Almazán», detallan desde este organismo oficial.
En el término municipal hay un tramo de unos cinco kilómetros de longitud que mantiene el carril y el resto de instalaciones ferroviarias, a pesar de que la línea está en desuso desde 1985. De esa longitud, el Ayuntamiento pretende mantener unos 435 metros y el resto «va a ser objeto de levante por parte de Adif, a través de su filial Emfesa (Enajenación de Materiales Ferroviarios). Esta actuación es la que se está ejecutando». «Según se desprende de la información aportada por el Ayuntamiento a Adif, la pretensión es poner en marcha una oferta de ocio y aventura que genere empleo y riqueza en el municipio, así como la supresión de la actual barrera ferroviaria que hay al sur del polígono industrial, lo que permitirá la expansión y continuidad al ser municipales, en su mayor parte, las parcelas a ambos lados de la misma».
malestar. El levantamiento del primo soriano de la línea y la pretensión del Ayuntamiento de crear una zona de ocio en torno al tren ha causado gran malestar en la Asociación Soriana de Amigos del Ferrocarril, ya que confiaban todavía en la recuperación del trayecto Valladolid-Ariza.