La Policía detiene a dos hombres con 15 kilos de 'speed'

Ical
-
La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, presenta una importante operación realizada por el Cuerpo Nacional de Policía, junto al subdelegado en Burgos, Pedro de la Fuente (2d), y dos miembros de la Policia Nacional. - Foto: Ricardo Ordóñez (Ical)

La delegada del Gobierno en Castilla y León presenta los resultados de la operación 'Gasolina' y recuerda el peligro que supone esta droga

La Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Burgos y la Comisaría Local de Aranda de Duero detuvieron a dos varones de nacionalidad española, A.R.C. de 43 años de edad, y C.S.M de 58, e incautaron 15 kilogramos de speed, 660 gramos de hachís y 74 de marihuana. Ambos detenidos eran conocidos dentro del ámbito policial por haber estado detenidos por hechos similares en anteriores ocasiones.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, presentó hoy en la localidad ribereña los resultados de esta operación, denominada ‘Gasolina’, y recordó que el hachís es “una droga peligrosísima y muy adictiva”, y que además “su bajo coste hace que mucha población juvenil acuda a ella”.

Barcones informó de que la operación policial se inició en diciembre de 2018, con motivo de las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, en las que detectaron que una persona conocida dentro del ámbito policial, pudiera estar dedicándose a la recepción y posterior venta en la localidad burgalesa, de sustancia estupefaciente (sulfato de anfetamina) conocido como ‘speed’.

Según señaló la delegada, los investigadores acabaron determinando que esta persona guardaba y custodiaba la sustancia en un lugar difícil de encontrar, y que “el modus operandi estaba muy definido”, así como las funciones operativas que cada uno de los detenidos llevaba a cabo en el tráfico de los estupefacientes.

Uno de los sujetos se dedicaba a recepcionar la droga, proveniente de los propietarios , para trasladarla con posterioridad a un lugar discreto y de difícil localización policial. Acto seguido entraba en juego el segundo sujeto que se encargaba de almacenar y custodiar las grandes cantidades de ‘speed’.

Fruto de las investigaciones llevadas dentro del operativo policial se localizó en la localidad arandina, una lonja sita en los bajos de un edificio de viviendas en la que se guardaba la droga, tal y como se pudo demostrar, ya que se procedió a la detención del transportista cuando iba a realizar la entrega de una considerable cantidad de speed.

Cabe destacar además, que uno de los detenidos portaba en el momento de la detención una bolsa tipo ‘pollo’ de sustancia estupefaciente, al parecer speed, así como una ‘bellota’ de al parecer, hachís, siendo lo que en el argot policial se conoce como ‘foto’, lo que vendría a ser una muestra de la sustancia que el detenido estaría ofreciendo a potenciales compradores de droga, la cual estaba guardada y custodiada en la lonja. La lonja se encontraba ubicada en un edificio de vecinos, según informó el jefe de la Comisaría Local de Aranda, Joaquín Goma.

Los agentes policiales de Burgos y Aranda de Duero , junto con la Unidad de Guías Caninos, especializados en la detección de sustancias estupefacientes, registraron la lonja destinada a la guardería del ‘speed’, interviniéndose toda la droga mencionada. La delegada del Gobierno señaló que la droga incautada supondría una cantidad de 60.000 dosis, que gracias a la acción policial ha podido retirarse del mercado, y añadió que “hubiese alcanzado un valor de 670.000 euros en el mercado”.

El comisario jefe provincial de Operaciones de la Comisaría Provincial de Burgos, Félix Lopez, explicó a los medios de comunicación que han desmantelado “la parte importante de la organización”, que se dedicaba al “tráfico al por mayor”. Asimismo señaló que la droga sintética “no se produce en España”, sino que viene del norte de Europa. Por otro lado afirmó que la pena para los dos detenidos “podría superar los nueve años”.

Por último, desde la Policía Nacional recalcaron que es “alertante” el aumento de consumo de speed dentro de la población juvenil, ya que el coste económico es más barato y de fácil acceso a los jóvenes. Asimismo, reiteraron que el continuo consumo de esta sustancia estupefaciente, speed, tiene un poderoso efecto adictivo y afecta principalmente al sistema nervioso produciendo serios daños cerebrales.